remedios-caseros-para-el-ardor-estomacal
☑️ 5 Remedios Naturales Para Aliviar La Acidez Estomacal
April 6, 2020
productos-de-limpieza-asociados-con-asma-en-niños
☑️ Productos De Limpieza Están asociados Con Asma En Niños
April 8, 2020

☑️ Las Mejores Vitaminas y Minerales Para La Salud Visual

vitaminas-y-minerales-para-la-salud-visual

Las enfermedades oculares, relacionadas con la edad, se incrementarán en la medida que la población vaya envejeciendo. Hasta donde la ciencia ha llegado a desvelar, la mayoría de estas enfermedades, están correlacionadas con los procesos inflamatorios y oxidativos.

Se ha logrado investigar, que ciertos compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorios, pueden incidir en la disminución de dichas enfermedades. De acuerdo a muchos de los estudios realizados, sabemos que los ojos poseen una tasa metabólica muy alta. Esto indiscutiblemente, se traduce en la necesidad de una mayor protección antioxidante. Se ha logrado cuantificar, que unos once millones de personas en los Estados Unidos poseen alguna forma de degeneración macular. Las estadísticas revelan, que existe la posibilidad de que esta cifra se duplique para el año 2050. De hecho, se espera que este año, la cifra alcance unos 196 millones de personas a nivel mundial.

De este tema tan ilustrativo, hablo, debido a la solicitud de una amiga, de mis caminatas matinales. Ella, conversó largamente conmigo, al regresar de nuestra rutina y me comentó que su padre está experimentando mucha fatiga ocular. Me comenta, que él posee poca experiencia en el uso del computador, sin embargo, disfruta mucho comunicándose con viejas amistades, empleando redes sociales. Ella me comenta jocosamente, que él, parece un niño emocionado y le gusta prolongar su permanencia frente al computador. Dice que ella y su madre, siempre le recalcan la importancia de no abusar de las pantallas, por sus efectos negativos.

Considero, que este es un tema trascendental. De hecho, he investigado y desarrollado algunas propuestas naturales para fortalecer el funcionamiento de nuestros ojos. De la importancia de las vitaminas y minerales para su funcionamiento, conversé largamente con mi amiga. Ello me dio pie, para preparar un artículo muy sencillo, el cual comparto cariñosamente aquí en mi blog.

¿Cuáles son las dolencias más comunes que generan incapacidad visual?

Dentro de las causas más comunes, que inducen la aparición de discapacidad visual, se mencionan:

  • Degeneración macular (alteración degenerativa de la parte central de la retina)
  • Retinopatía diabética (afectación de la retina provocada por la Diabetes Mellitus)
  • Glaucoma
  • Cataratas
  • Retinitis pigmentosa (enfermedad degenerativa de la retina)
  • Astigmatismo
  • Pterigión y la pinguécula (alteraciones benignas y locales de la conjuntiva llamadas por muchos carnosidades)
  • Neuropatía óptica isquémica (lesión o pérdida de funcionalidad en el nervio óptico)
  • Astenopatía (cansancio ocular)

dolencias-que-generan-incapacidad-visual

Se ha logrado determinar, que muchas de estas patologías, se presentan por una mezcla de factores conjugados. Dentro de estos factores, juegan un papel muy destacado ciertos microelementos, que forman parte de las vitaminas y minerales.

Vitaminas y minerales asociados a una óptima salud visual

Los ojos son uno de los órganos más importantes del cuerpo, y es importante protegerlos de enfermedades que afectan la visión a través de la ingesta óptima de vitaminas, minerales y nutrientes. Estos nutrientes no solo ayudan a mantener la salud ocular, sino que también mejoran la claridad de la visión. Siempre es mejor prevenir que curar, y es posible prevenir enfermedades oculares como cataratas, glaucoma y degeneración macular a través de una dieta equilibrada rica en nutrientes que también ayuda a mejorar la vista de forma natural. Existen una serie de microelementos, que han sido catalogados como esenciales para el mantenimiento de la salud ocular. Sobre ellos, vamos a profundizar un poco.

  • Vitamina A

Las investigaciones, han permitido establecer, que la vitamina A, debe considerarse un nutriente esencial para el adecuado funcionamiento ocular. De hecho, la vitamina A, es realmente un conjunto de compuestos antioxidantes que juegan un papel importante en la visión, el crecimiento óseo y la salud del sistema inmunológico. La vitamina A, coadyuva a que la superficie del globo ocular, las membranas mucosas y nuestra piel cumplan adecuadamente su función, como barrera natural. En especial para bacterias y virus, logrando minimizar los episodios infecciosos a nivel ocular y respiratorio.

Se sabe, que posee mucha influencia, en el normal desempeño de la retina y la producción de rodopsina. La rodopsina, es un pigmento sensible a la luz, responsable de nuestra visión nocturna. Esto permite una adecuación al brillo cambiante y previene la degeneración macular. Estudios han demostrado, que el consumo regular de vitamina A evita la formación de cataratas. Se ha establecido que favorece el mantenimiento de una adecuada humedad del ojo. Si hay déficit de vitamina A, se puede presentar una deficiencia en la visión nocturna.

Existen dos fuentes principales de vitamina A, una de origen animal denominada retinol, la cual es vitamina A “preformada”. Dicho retinol, puede utilizarse de forma directa por nuestro organismo. A manera de ejemplo dentro de los alimentos de origen vegetal con vitamina A, están los carotenoides, el más conocido de ellos es el betacaroteno. Es abundante en zanahorias, batatas, lechuga, espinacas, hojas de mostaza, guisantes, col rizada, melones, albaricoques, pimentón y mangos.

  • Vitamina B6

La vitamina B6, ha sido bien estudiada y se ha observado su importancia en la prevención de enfermedades oculares. Ha sido especialmente relacionada, con la protección frente a la conocida degeneración macular. Un tipo de pérdida de capacidad visual, muy frecuente en adultos mayores. Se cree, que el efecto, tiene que ver con la reducción de homocisteína circulante en la sangre. Esto se debe, a que sus niveles adecuados minimizan el riesgo de padecer esta enfermedad. Los resultados obtenidos, a partir de un estudio implementado en más de 500 personas, arrojó que bajos niveles de esta vitamina acarrean trastornos de la retina. Incluso, se ha establecido una correlación, entre bajos niveles de vitamina B6 y afecciones oculares que inciden en un bloqueo de las venas que se conectan a la retina. Entre ellas se pueden mencionar, glaucoma y edema macular.

  • Vitamina B2

La vitamina B2, conocida también como riboflavina, es también muy importante para la salud ocular. De acuerdo a la Universidad de Michigan, esta vitamina es responsable de proteger el glutatión. Se ha logrado establecer, que el glutatión, es un importante antioxidante para el ojo. A su vez, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, una ingesta rica en esta vitamina, puede reducir el riesgo de desarrollar cataratas. Tomar suplementos que contengan riboflavina y niacina también puede ser útil para prevenir las cataratas. La Ingesta Diaria Requerida (IDR) de riboflavina, puede variar en concordancia con la edad, sexo y estado reproductivo. Se ha confirmado, que una dosis mayor de 3 mg por día, previene el desarrollo de cataratas. De acuerdo al USDA una taza de almendras, puede aportar 1,4 mg de riboflavina. Esto equivale al 85% de la IDR.

Una función muy importante que posee esta vitamina, está asociada con su capacidad de hacer disponibles la vitamina B6 (piridoxina) y la vitamina B9 (folato). Incluso, reportes del American Journal of Clinical Nutrition, mencionan que la riboflavina favorece el metabolismo del hierro a nivel corporal.

  • Vitamina B12

Esta vitamina, es comúnmente denominada como cobalamina. Se ha establecido que ella es esencial para el correcto funcionamiento del nervio óptico y la formación y división de glóbulos rojos. Además, ejerce un efecto protector sobre el sistema nervioso, la síntesis de ADN y la producción de energía. De hecho, su deficiencia se ha asociado con la presencia de neuropatía óptica. La misma, es una complicación rara, que resulta en una pérdida de visión progresiva, bilateral e indolora. Se sabe, que muy a menudo se asocia con visión de color reducida y escotomas centrales o cecocentrales.

Se ha observado, que cuando se combinan la vitamina B12 y el ácido fólico, se produce un efecto positivo. El mismo ayuda a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad. La deficiencia de esta vitamina, es muy común a nivel mundial, sobre todo en personas de avanzada edad. Es a su vez, muy importante para el mantenimiento de una adecuada salud del sistema nervioso y de los glóbulos rojos.

Existen muchas fuentes de vitamina B12, entre ellas destacan: los cereales, productos de soya fortificados, levadura nutricional, huevos y queso. Los niveles de Ingesta Diaria Requerida (IDR), oscilan alrededor de 2,4 microgramos (mcg) por día para adultos y adolescentes.

  • Vitamina C

Los beneficios para la salud de la vitamina C son bien conocidos. Dicha vitamina, ayuda a promover la formación de vasos capilares, dientes y cartílagos. Posee efectos sobre el metabolismo y absorción del calcio y hierro. Se podría afirmar, que casi todas las células corporales, dependen de esta vitamina. Ello incluye, las células del ojo, habiéndose detectado en todos sus tejidos, incluyendo los vasos capilares de este órgano tan valioso. Se ha observado, que la suplencia de esta vitamina debe realizarse de forma diaria, a los fines de expresar una óptima salud ocular. Constituye, una de las vitaminas con mayor importancia para un adecuado mantenimiento de la salud ocular.

Se ha observado, que posee un fuerte efecto (70%), en la reducción del riesgo de cataratas y degeneración macular. Su alta capacidad antioxidante, protege nuestros ojos de toxinas y productos tóxicos dañinos. Además de ello, incrementa la salud de los capilares, favoreciendo el alivio de la tensión ocular vinculada con el glaucoma. Existen muchas fuentes confiables de vitamina C. A saber, limón, toronja, mandarina, lima, kiwi, pimentón, melón, brócoli, col rizada, papaya madura, fresa, guayaba, tomate y guisantes.

vitaminas-y-minerales-para-la-salud-de-los-ojos

  • Vitamina E

La vitamina E es un poderoso antioxidante que protege la retina y revoca el daño causado por los radicales libres dañinos y el estrés oxidativo. El término “vitamina E” describe no solo una sustancia, sino un grupo de ocho compuestos llamados tocoferoles y tocotrienoles. El alfa-tocoferol es la forma más activa de vitamina E. Se cree, que ella protege las células oculares de las moléculas inestables llamadas radicales libres. Los radicales libres, generan procesos de estrés oxidativo, descomponiendo el tejido ocular sano. Este proceso, puede desembocar, en la formación de cataratas o degeneración macular relacionada con la edad (AMD). Se ha observado que el consumo diario de vitamina E, puede reducir el riesgo de cataratas. Además, de la degeneración macular relacionada con la edad, problemas de visión y el movimiento del globo ocular.

Ciertos estudios, de enfermedades oculares relacionadas con la edad (o AREDS), fueron patrocinados por el National Eye Institute. En ellos, se obtuvo un importante hallazgo. El más importante fue, el relacionado con la ingesta de altas dosis de vitamina C, vitamina E, betacaroteno y zinc. Se observó, que ello, logra reducir en un 25 % la probabilidad de AMD. En especial, entre aquellas personas, con alto riesgo para el desarrollo de etapas avanzadas de la enfermedad. Se ha observado, además, que la formación de cataratas, se ve interrumpida por efectos de la vitamina E.

Del mismo modo, la investigación indica que la formación de cataratas también puede retrasarse por la vitamina E. El ensayo europeo de cataratas de Roche, realizado en 2002, encontró que la administración de un suplemento de vitaminas C, E y betacaroteno conduce a una ligera disminución en la progresión de las cataratas en menos de tres años. Fuentes importantes de vitamina E: germen de trigo, almendras, nueces, pistachos, semillas de sésamo.

  • Selenio

De este elemento, hemos hablado en otras ocasiones. Las investigaciones han establecido, que posee una extraordinaria capacidad antioxidante. Ello, le permite combatir infecciones, además de fortalecer el sistema inmunológico. De acuerdo a la ciencia, el selenio participa en la absorción de la vitamina E. la cual, como vimos anteriormente posee un rol central entro de la salud ocular. Se sabe además, que el selenio puede ayudar a retrasar la progresión de los síntomas oculares relacionados con la enfermedad de Graves, una afección autoinmune que afecta la tiroides.

Esto trae como resultado, que se presente un síndrome conocido como oftalmopatía de Graves. Esto hace que los procesos inflamatorios y problemas de índole inmunitaria, afecten los músculos y tejidos alrededor de los ojos. Generando así, una miopatía (enfermedad de los músculos extraoculares), que puede conllevar además a presentar una serie de síntomas. A saber: ojos protuberantes, sensibilidad a la luz, dolor en el globo ocular, párpados inflamados y pérdida de la visión

  • Cromo

Este elemento, pertenece al grupo de los oligoelementos. De esta forma, al igual que el silicio, níquel, litio, molibdeno y el selenio, es indispensable para el organismo. Esto se debe, a que puede también, favorecer el metabolismo de la insulina en la distribución de la glucosa celular. Por eso, es muy empleado en el tratamiento de las hipoglucemias. Dada la relación del cromo con la insulina, se emplea de forma eventual, en personas que poseen Diabetes tipo II.

Este oligoelemento esencial, es extremadamente importante para lograr el alivio de la presión intraocular. Esta anomalía, se está transformando en un problema muy generalizado, por el volumen de trabajos realizados con las computadoras. Se sabe, que su efecto se siente como una presión en el globo ocular. Es importante mencionar, que los alimentos, con alto contenido de cromo, pueden favorecer el rejuvenecimiento de ojo y mejorar la visión aliviando los músculos oculares cansados. Además, el cromo también ayuda a aumentar el metabolismo, prevenir la hipertensión y regular el nivel de colesterol en la sangre.

Algunas de las fuentes naturales de este elemento, incluyen: huevos, granos integrales, champiñones, avena, cebolla y nueces de Brasil.

  • Zinc

La experiencia científica, ha permitido revelar, que el zinc desempeña un rol importante en el funcionamiento del ojo y el mantenimiento de la integridad de la mácula. De hecho, los estudios han determinado que la mácula del ojo, posee más concentración de zinc, que cualquier otro órgano. Se ha visto, además, que participa en la conversión del betacaroteno en vitamina A. Esto es muy importante, para las células ópticas y el fortalecimiento de los tejidos y músculos del ojo. Además de ello, posee un efecto positivo, sobre el estímulo del sistema inmunológico y el fortalecimiento de los huesos.

Se ha demostrado que la ingesta diaria de zinc, puede llegar a prevenir el glaucoma y mejorar la visión en pacientes que lo padecen. Además de ello, puede actuar como un relajante muscular, favoreciendo algunas condiciones dañinas a nivel ocular. Dentro de ellas, se pueden mencionar: espasmos oculares, blefaroespasmo (contracción ocular avanzada) e incluso algunos síntomas relacionados con el síndrome del ojo seco.

Dentro de las fuentes naturales de zinc, se pueden mencionar algunas muy conocidas por la mayoría. Como ejemplo tenemos: cacahuetes, espinacas, frijoles, semillas de calabaza, semillas de sandía, arroz integral, avena en hojuelas, y chocolate negro.

  • Cobre

El cobre es un mineral esencial que se requiere para la producción de colágeno, el componente básico de los tejidos conectivos que proporciona estructura a las membranas celulares. También ayuda en la producción de hemoglobina que promueve una mayor circulación de oxígeno en todo el cuerpo. Una deficiencia de este metal puede conducir a problemas de visión y pérdida de visión. La ingesta óptima de alimentos ricos en cobre puede prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de arrugas y líneas finas.

Son fuentes naturales de cobre: la guayaba, piña, limón, albaricoque, nueces, avellanas, linaza y un gran número de frutas, vegetales y hortalizas.

Conociendo acerca de EYES S.Ø.S CLINICAL STRENGTH

Pudimos observar, en los párrafos precedentes, que existen una serie de micronutrientes muy importantes para un correcto desempeño de las diversas funciones oculares. Muchos poetas, han desarrollado hermosos escritos inspirados en los ojos, para muchos de ellos, representan el espejo del alma.

Poéticamente, tienen razón. Y es que una mirada radiante, limpia y llena de vida, nos inspira a todos. En mi caso particular, junto a mis colegas científicos, me motivé a realizar una propuesta natural para el cuidado de nuestros ojos. En ella concentramos una serie de microelementos importantes como vitaminas y minerales. Esta formula especialmente desarrollada para fortalecer la función de los ojos y evitar enfermedades degenerativas posee los siguientes minerales: zinc, cromo, selenio y magnesio. Además de ello, contiene las siguientes vitaminas: A, C, E, B2, B6, B12.

mi-formula-eyes-sos-clinical-strength

Componentes naturales de comprobada eficacia

Además de ello, incluimos una serie de compuestos bioactivos, que poseen efectos antioxidantes, denominados flavonoides. Ellos se encuentran en ciertas especies de plantas de uso generalizado en la medicina ayurvédica de la India. Ellos, han llamado últimamente la atención de diversas universidades, siendo muy estudiados en los últimos años. Dentro de estas plantas destacan el té verde, el arándano y eufrasia. Podemos mencionar, que el té verde, contiene un flavonoides muy especial denominado galocatequina, con propiedades muy importantes. Una de estas propiedades, permite que este compuesto, proteja la retina contra los dañinos rayos ultravioleta. Además de ello, ciertas pruebas clínicas, han demostrado que ayudan en la protección de los ojos, frente a enfermedades que generan incapacidad visual. Dentro de ellas destacan las cataratas, degeneración macular y algunos tipos de glaucoma.

En esta fórmula diseñada, considerando compuestos sin efectos secundarios, se incluyó además el arándano. Muchos estudios han permitido corroborar que varios compuestos presentes en este valioso fruto son prometedores en el tratamiento de la fatiga ocular. Los resultados de un estudio reciente, incluyó un universo de 281 personas fanáticas de los videojuegos. Los resultados fueron publicados en el Journal of Nutrition, Health & Aging, estableciendo que el extracto de arándano es muy efectivo para disminuir la fatiga ocular. De hecho, se ha logrado establecer, que permite una mejora sustancial de la visión nocturna.

Protectores de luz que actúan a nivel interno del ojo

Dentro de otros componentes bioactivos importantes, incluimos en esta fórmula orgánica especial, la luteína, rutina y zeaxantina. Ellos, en especial la luteína y la zeaxantina, se encuentran formando parte de la mácula el ojo. Ambos componentes, son capaces de absorber el exceso de energía de la luz. En especial, la de los rayos de luz de alta energía llamados luz azul. Estos compuestos, con alta capacidad antioxidante han demostrado que pueden reducir el riesgo de degeneración macular y cataratas.

La luteína, puede filtrar la luz azul, que se sabe es altamente energética y puede causar daño por radicales libres. A su vez, la luteína, permite la síntesis de la mesozeaxantina, a nivel de la mácula. La rutina posee un efecto de protección sobre los innumerables vasos capilares que irrigan el globo ocular. Se ha observado además que ayuda a reducir el derrame o hemorragia de los vasos sanguíneos deteriorados de la retina.

Concluyendo

Hemos dado una especie de paseo educativo, sobre ciertos componentes muy importantes para un adecuado desempeño de la función visual. Y más allá de la edad, la vida actual, rodeada de múltiples pantallas, exige un cuidado y atención permanente sobre nuestra salud visual. No es un secreto, que muchos trabajos en esta eran digital, generan ciertos procesos de cansancio ocular (astenopia). Por supuesto, en la medida que envejecemos, muchas funciones orgánicas van en declive y arrastran al padecimiento de enfermedades incapacitantes.

Muchas de ellas, están vinculadas con nuestros apreciados ojos. Por ello, realicé una síntesis bien objetiva de la importante función que cumplen una serie de microelementos. Dentro de ellos, mencioné una serie de vitaminas y minerales, que poseen una participación activa en el funcionamiento de nuestra visión. Así, no es de extrañar, que iniciara con la conocida vitamina A, que para muchos está vinculada con la salud de los ojos. Hay que destacar además la importancia de algunas vitaminas del complejo B. Ellas, además de brindar protección al nervio óptico, impiden que se expresen ciertas enfermedades degenerativas e incapacitantes.

Puedo decirl, que apenas finalicé de hablar con mi amiga, ella se dirigió a su padre y le destacó muchos elementos importantes. Lo que compartí con ella, lo expreso tal cual en el post. Me comenta, que en realidad, su padre no había imaginado, que el uso prolongado de pantallas, como la de computador, fuese tan riesgoso. Afortunadamente, a veces, la participación de una opinión un poco menos cercana, a veces es escuchada. Tanto es así que se ha alegrado porque su padre, se ha vuelto un poco más eficiente. De hecho, ha vuelto a degustar el olvidado sabor de su jugo de naranja con zanahoria. Eso sí, siente curiosidad por mi formula EYES S.Ø.S CLINICAL STRENGTH.

“Los nutrientes que nuestros ojos necesitan a menudo son difíciles de conseguir, otras veces perdemos la capacidad de sintetizarlos a medida que envejecemos”

Dra. Cocó March

Especialista en Salud Natural y Nutrición

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

Compras    1-800-641-6802  ABIERTO Lunes – Domingo 8 am-Media noche