puede-un-diabetico-hacer-el-reto-yo-puedo
☑️ ¿Puede Un Diabético Hacer El Reto Yo Puedo? [ACTUALIZADO]
August 22, 2019
como-regenerar-el-cartilago-de-la-rodilla-naturalmente
☑️ Cómo Regenerar El Cartílago De Las Rodillas De Forma Natural
August 26, 2019

☑️ Vitamina C: Beneficios Y Qué Alimentos La Contienen

alimentos-que-contienen-vitamina-c

Por lo general, una de las cosas que la mayoría de la gente recomienda al pasar por un resfriado es consumir bastante vitamina C. La creencia de que esto nos ayudará a sentirnos mejor rápidamente no está lejos de la realidad. Sin embargo, no todo el mundo sabe con exactitud por qué la vitamina C es capaz de sanar un resfriado o de evitarlo.

Cuando Dalia pasó por esa situación, se hizo esa pregunta. Le pareció curioso como todo el mundo le recomendaba consumir frutas ricas en vitamina C para acabar con el resfriado, pero nadie parecía saber la razón exacta del por qué debía hacerlo. Fue en ese momento cuando decidió escribirme y consultar conmigo para qué sirve exactamente la Vitamina C. Asimismo, Dalia quería saber en qué otros alimentos, aparte de la naranja y otras frutas, podría encontrar esta vitamina.

Muchas personas tienen la creencia de que la vitamina C solo funciona para luchar contra la gripe y que esta podemos solo hallarla en las frutas cítricas. Esta información está muy lejos de la realidad ya que hay mucho más en todo esto. La vitamina C funciona para atacar un sinfín de enfermedades y es posible adquirirla de los alimentos menos pensados.

Al ver que Dalia tenía esta duda, me hizo pensar que esta falta de información es muy general. Por esa razón, quise compartir todo lo que sé sobre esta maravillosa vitamina con el resto de mis seguidores. El saber todos los beneficios que esta vitamina nos ofrece es algo de gran importancia, ya que su consumo es sumamente necesario para nuestro desarrollo y para la protección del organismo.

¿Qué es la vitamina C?

Conocida también como ácido ascórbico, la vitamina C es necesaria para el crecimiento del cuerpo. Por lo general, la vitamina C es excelente para prevenir virus como el resfriado común. De la misma manera, ayuda a que los síntomas de este se reduzcan considerablemente.

La vitamina C podemos encontrarla en muchas frutas  y vegetales. Su consumo ayuda a que nuestro organismo cree vasos sanguíneos, cartílagos e incluso hasta el colágeno en los huesos. Esta vitamina no la genera el cuerpo, por esa razón es importante mantener una dieta capaz de proporcionar la cantidad de vitamina C que el organismo requiere.

Una de las propiedades más conocidas de esta vitamina es el hecho de que es un gran antioxidante. Este ayuda a que el proceso de envejecimiento celular se retrase y le otorga diversos beneficios al sistema inmune. Al ser hidrosoluble, suele desaparecer del cuerpo a través de la orina y con rapidez. El cuerpo suele reservar un poco de esta vitamina en el organismo, pero es recomendable consumirla con frecuencia para evitar la escasez de la misma.

Según algunos estudios, la cantidad mínima de vitamina C en el organismo debe ser de unos 10mg. Sin embargo, se recomiendo una cantidad mínima de 90mg en hombres y de 75mg en las mujeres. Esto para prevenir enfermedades como el escorbuto u otras. Por otra parte, las mujeres embarazadas, o que estén lactando, deben consumir un mínimo de 80 a 120mg al día de vitamina C para recompensar la energía que gastan diariamente.

¿Para qué sirve la vitamina C?

Una las principales enfermedades causadas por la deficiencia de vitamina C en el cuerpo es el escorbuto. Por lo general, el organismo requiere de una cantidad específica de vitaminas y nutrientes que le permitan desarrollarse correctamente. Asimismo, estos suplementos le permiten al organismo protegerse de diversas enfermedades y de generar anticuerpos capaces de combatir cualquier infección.

para-que-sirve-la-vitamina-c

La vitamina C no es la excepción. Esta permite la protección de nuestro organismo contra enfermedades tan comunes como el resfriado hasta enfermedades graves como el cáncer. A continuación te muestro cuales son las principales enfermedades que podemos combatir al mantener un nivel equilibrado de vitamina C.

  • Escorbuto

Esta enfermedad proviene directamente de la deficiencia de vitamina C en el organismo. Esta enfermedad surgió por primera vez en los años 1500 a.C, en ese entonces el tratamiento para dicha enfermedad era el consumo de naranjas y limones. Dado a que estas frutas son ricas en vitamina C, los síntomas iban desapareciendo poco a poco.

Los síntomas principales son: sangramiento en los folículos pilosos, encías y por debajo de las uñas. Además, causa debilidad en el cuerpo y anemia. La mejor forma de tratar dicha enfermedad es mediante el consumo de suplementos de vitamina C y con una dieta balanceada.

  • Resfriado común

Si bien la vitamina C no evitará en su totalidad que se padezca de un resfriado, se ha demostrado que el consumo de esta vitamina reduce la intensidad y duración del virus. Algunos estudios mostraron como, al consumir una dosis de 2g de ácido ascórbico, la duración del resfriado disminuyó en un 18% en niños.

Algunas evidencias han probado que las personas que toman suplementos de vitamina C siguen padeciendo de resfriados. Sin embargo, los síntomas suelen ser más leves que al resto de las personas. Además, el consumo de vitamina suele darle más energía al organismo, por lo que la tolerancia a la gripe es mucho mayor.

  • Cáncer

Aunque todavía no hay una cura contra el cáncer, existen algunos factores que ayudan a reducir las probabilidades de generar células cancerígenas. Además, con el consumo continuo de esta vitamina es posible reducir el desarrollo de tumores y de células tumorales. En principio, los mejores resultados se vieron en pacientes con cáncer páncreas y con cáncer de mama.

Muchos especialistas, suelen aplicar altas dosis de vitamina C a sus pacientes oncológicos. Esto, con la finalidad de incrementar la creación de anticuerpos en el organismo y evitar la destrucción de las células buenas por las malas. La idea principal es mejorar la calidad de vida de estos pacientes al otorgarle un extra de vitamina C. Aunque este tratamiento sigue en debate, no está de más aprovechar los beneficios de esta vitamina para evitar la aparición futura de algún tipo de cáncer.

  • Enfermedades cardiovasculares

En cuanto a las enfermedades cardiovasculares se refiere, algunos estudios han demostrado que el consumo de vitamina C, en personas con problemas de colesterol, puede tener un efecto saludable. La mayoría de los alimentos que contienen vitamina C son las frutas y se ha demostrado que las personas que consumen grandes cantidades de ella suelen tener menos riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Después de realizar el análisis en pacientes con problemas cardiovasculares, de colesterol, hipertensos, entre otros, se notó que la gravedad de sus enfermedades podía estar relacionada a la falta de vitamina C en su organismo.

  • Función cerebral

Muchos estudios han demostrado que la vitamina C también influye en el desarrollo y mantenimiento de nuestro cerebro. Esta vitamina ayuda a prevenir enfermedades como la demencia. Si bien no existe un tratamiento basado solo en el uso de la vitamina C contra estas enfermedades, se ha demostrado que su efecto antioxidante ayuda a evitar la aparición de enfermedades que afecten a la memoria.

Por otra parte, existe algo llamado estrés oxidativo el cual impide la eliminación de todos los residuos que se encuentran en las células cerebrales. Al mantenerse presente esas toxinas, es posible que ocurran procesos inflamatorios en el cerebro, causando muerte celular.

  • Alta presión arterial

Según algunos científicos de la Universidad de Johns Hopkins, al consumir altas dosis de vitamina C es posible reducir los niveles de presión arterial. La vitamina C tiene la propiedad de actuar también como diurético lo que reduce considerablemente la cantidad de líquido en el sistema. Esto puede ayudar a equilibrar la presión en los vasos sanguíneos.

  • Envejecimiento de la piel

Una de las funciones de la vitamina C es incrementar los niveles de colágeno en el organismo. Por esta razón, es usada como revitalizadora de la piel. Según un estudio publicado en la revista Nutrientes, la vitamina C no solo estimula la producción de colágeno, también ayuda a que la piel se mantenga fuerte y saludable.

Existen muchas cremas hidratantes que vienen con vitamina C. Sin embargo, la mejor forma de absorber la vitamina y es a través de una alimentación rica en alimentos saludables. El consumo de vegetales y frutas con vitamina C, ayuda a que la piel se mantenga saludable.

¿En qué alimentos podemos encontrar vitamina C?

A diferencia de lo que muchas personas creen, la vitamina C podemos encontrarla en otros alimentos aparte de las frutas cítricas. Aparte de la naranja, el limón y la toronja, hay una gran variedad de alimentos que aportan vitamina C al organismo. A continuación te muestro una lista de algunos de ellos:

 

  • Frutas cítricas (naranja, toronja): 70 mg de vitamina C en media fruta.
  • Limón: 45 mg de vitamina en 1 limón.
  • Kiwi: 64 mg de vitamina C en media fruta.
  • Mango: 60 mg de vitamina C en 1 taza.
  • Piña: 79 mg de vitamina C en 1 taza de fruta.
  • Fresas: 49 mg de vitamina C en media taza.
  • Papa: 72 mg de vitamina C en una papa grande.
  • Pimientos verdes: 60 mg de vitamina C en media taza
  • Pimientos rojos: 95 mg de vitamina en pimientos rojos.
  • Papaya: 96 mg de vitamina en una papaya pequeña.
  • Coliflor: 52 mg de vitamina C en 1 taza de coliflor crudo.
  • Coles de Bruselas (cocidas): 48 mg de vitamina C en media taza.
  • Brócoli: 80 mg de vitamina C en 1 taza de brócoli crudo.
  • Jugo de Tomate: 33 mg de vitamina C en media taza.

Algunas precauciones con la vitamina C

  • Para poder obtener la cantidad de vitamina C que nuestro cuerpo requiere, es suficiente con seguir una dieta balanceada. Sin embargo, algunas personas sufren de algunas enfermedades que causan deficiencia de esta vitamina. En estos casos, es recomendable tomar suplementos de vitamina C para alcanzar los niveles necesarios en el organismo.
  • Existen posibles efectos secundarios por la ingesta excesiva de Vitamina C. Algunos de ellos pueden ser: náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fatiga, oclusión intestinal, entre otros.
  • Si bien tener una sobredosis de vitamina C es algo que rara vez ocurre, es importante saber que el límite máximo es de unos 2000 mg al día. Después de esto, lo más probable es que se presenten problemas estomacales y diarrea.
  • Los niveles altos de ácido ascórbico en el organismo pueden hacer que algunos exámenes de sangre se vean alterados. Por ende, si se realizará algún examen de sangre es importante compartir con su médico si se está consumiendo algún tipo de suplemento para obtener vitamina C.
  • Lo ideal es consultar con un especialista sobre la cantidad de vitamina C acorde a nuestro cuerpo. No es la misma cantidad para todos. Estos niveles dependen de la altura y el peso de la persona.

precauciones-con-la-vitamina-c

Concluyendo

Gracias a las propiedades antioxidantes de la vitamina C, es posible prevenir una gran cantidad de enfermedades con su consumo. Esta vitamina ayuda a que nuestro cuerpo se desarrolle correctamente y que genere los anticuerpos necesarios para luchar contra infecciones. Muy importante es saber que, aunque nuestro cuerpo no produzca esta vitamina, aun así podemos conseguirla en una gran variedad de alimentos.

Cuando le comenté a Dalia sobre todos los beneficios medicinales que la vitamina C aportaba, quedó sorprendida. Así como muchas personas, Dalia pensaba que el ácido ascórbico solo servía para sanar los resfriados o evitar su contagio. No sabía que incluso era posible proteger nuestras células de células cancerígenas.

Con toda la información que le di, Dalia realizó un cambio absoluto en su dieta diaria. Se aseguró de agregar a su menú todos los alimentos portadores de ácido ascórbico. De esta forma, estaría segura de mantener un alto, pero acorde, nivel de vitamina C en su organismo.

El saber que incluso en vegetales como el brócoli o el mando podía encontrar esta vitamina, le agradó mucho. De esta forma, no solo podría obtener vitamina C de frutas sino que sería capaz de armar un menú completo en donde hasta sus ensaladas le dieran la cantidad de vitaminas que su cuerpo necesita.

Una nutrición sana y variada es la clave para prevenir enfermedades, tener energía para disfrutar de la vida y sentirnos fuertes para superar los obstáculos.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

VITA TIENDA
Ver

INTERNACIONAL  1·305·224·8104    LLAME GRATIS  EE.UU  1·800·641·6802