remedios-caseros-para-mejorar-la-hernia-discal
☑️ 4 Remedios Naturales Para Mejorar La Hernia Discal
October 25, 2019
como-hacer-crecer-las-uñas-con-remedios-caseros
☑️ Cómo Hacer Que Crezcan Las Uñas Rápido Y Fuertes
October 29, 2019

Una de las razones de mayor preocupación para los padres, son las afecciones que sufren nuestros niños. Es usual, que cuando hay un cambio de temporada, aparezcan muchas enfermedades respiratorias, acompañadas generalmente de estornudos y de tos.

Eneyda es una joven madre de California, que ha sido muy consecuente conmigo, desde hace algún tiempo. Ella, suele comunicarse por las redes y es muy acuciosa, en la búsqueda de información. Esta vez, quiso que yo le asesorara con información para tratar la tos en su niña de siete años.  Me dice que le llama mucho la atención, ciertos comentarios que han aparecido, sobre algunos medicamentos para la tos. Me puntualizó, que incluso algunos de ellos no son recomendables para los niños, siendo causantes de muchos efectos indeseables.

Por ello, su solicitud, consistió en que le proporcionara información sobre algunas propuestas naturales para el tratamiento de la tos. Ante esta petición, accedí como siempre de forma muy diligente. Así, en función de mi experiencia y de la información que poseo sobre ciertas alternativas naturales, preparé un sencillo material. En él, le hice hincapié en los tipos de tos más frecuentes en los niños y sus causas. También, le mencioné cuales son los tratamientos más frecuentes, además de sus efectos, para finalmente mencionar algunas alternativas naturales.

Sabiendo que la tos, se presenta comúnmente en los niños, la información compartida con Eneyda, la plasmé en mi blog.

Causas principales de la tos

  • Infección del tracto respiratorio superior, la cual afecta la garganta, la tráquea o los senos paranasales. A saber, resfriado común, gripe, laringitis, sinusitis o tos ferina.
  • Infección del tracto respiratorio inferior, lo cual afecta directamente los pulmones o las vías respiratorias inferiores. Incluye, bronquitis aguda, asma, bronquitis crónica, neumonía y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Clínicamente la infección del tracto respiratorio inferior, posee como síntoma principal la tos.
  • Alergias, como rinitis alérgica o fiebre del heno.
  • Enfisema pulmonar (consiste en la destrucción del parénquima pulmonar) va asociada con la EPOC.
  • Bronquiectasia (dilatación permanente de uno o varios bronquios).
  • Inhalación de polvo, humo o alergenos por las vías aéreas.
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE).

causas-de-la-tos

Aparte de las causas mencionadas, aplicables a niños y adultos, existen ciertas causas que son más comunes en los niños. Dentro de ellas destacan:

  • Bronquiolitis: la cual consiste en una infección leve del sistema respiratorio, generalmente causa síntomas similares al resfriado
  • Laringitis aguda: conocido también como crup, provoca una tos distintiva y un sonido áspero conocido como estridor, de allí su nombre. Es más recurrente en otoño-invierno
  • Tos ferina: a veces denominada “pertusis”. Es una infección del tracto respiratorio originada por la infección de la bacteria Bordetella pertussis. Posee signos distintivos como episodios intensos de tos y vómitos. Además, se acompaña de la emisión de un sonido o “chillido”, al momento de inhalar después de toser.

Fármacos de mayor uso y sus efectos adversos

Dextromorfano

Se utiliza por lo general, en el tratamiento sintomático de la tos improductiva. Este fármaco, es de venta libre y posee varias presentaciones, tales como cápsulas, jarabe, caramelos y tabletas. No es recomendado en niños menores de dos años. Es por lo general, bien tolerado. Sin embargo, puede provocar: náuseas, somnolencia y mareo. No existen datos específicos de seguridad en pacientes pediátricos.

Cuando es ingerido en dosis muy altas, genera en los niños una serie de trastornos. A saber: urticaria, alucinaciones, edema facial, letargo, excitabilidad, nistagmus (movimiento involuntario de los ojos), ataxia y alteraciones de la marcha. También se ha observado, que puede originar alucinaciones y sensaciones “extracorporales”. Además, puede originar un desequilibrio de la función cerebral, en especial aquellas que controlan la respiración y los latidos el corazón.

Codeína

Este fármaco, de venta libre, ha sido recetado por décadas para el dolor y en fórmulas para para la tos. Sin embargo, La American Academy of Pediatrics (AAP), desde el 2016, pide a los padres y a los proveedores de salud no administrarlo en niños. Y hace mucho énfasis, sobre la educación acerca de sus riesgos y su restricción en personas menores de 18 años.

Ya desde el año 2013, el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) efectuó una importante revisión. Ella incluyó, la evaluación acerca de la relación beneficio-riesgo, de los medicamentos cuyo principio activo es la codeína. Esto se realizó, porque muchos de estos medicamentos se utilizan para tratar el dolor en la población pediátrica. Y existen personas, que poseen una condición genética que desdobla la codeína en morfina. Recuerden que la codeína es una droga derivada del opio, la cual se extrae de la planta de adormidera.

Dentro de las personas que pueden desdoblar la codeína, se incluyen niños menores de 18 años y personas que padecen de apnea de sueño. Ellos son denominados metabolizadores ultrarrápidos de la codeína, pudiendo llegar a presentar ritmos respiratorios muy bajos o incluso llegar a morir por efecto de una dosis estándar de este medicamento.

Aparte de los efectos mencionados, existen una serie de afecciones que han sido confirmadas. Dentro de ellas: cansancio, dificultad para concentrarse, mareos, erupciones, disminución del ritmo cardíaco, dolor abdominal y dificultad para orinar.

La mejor sugerencia pediátrica: dejar que el resfriado siga su curso….

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que, en la mayoría de los casos, es mejor dejar que el resfriado siga su curso. Y enfatizan, que no es conveniente administrar fármacos para la tos y el resfriado en niños menores de seis años.

Por ello, recomiendan una serie de medidas caseras sencillas y sin efectos adversos sobre la salud de los niños. Como ejemplos se mencionan:

sugerencias-pediatricas

  • Hidratación

Hidratar permanentemente al niño: para ello, se deben utilizar estrategias variadas para estimular el consumo de líquidos. En primer lugar, incluir agua a temperatura ambiente. Utilizar además caldos de verduras y té negro descafeinado tibio. No son convenientes las bebidas gaseosas, por ello es importante preparar zumos de frutas naturales.

  • Uso del humidificador

Utilizar un humidificador o vaporizador de aire frío durante las noches. Esta metodología, posee menos riesgos que el vapor caliente y permite aliviar la tos y la congestión. Incluso, la humedad favorece la apertura de las vías respiratorias. Es conveniente mantener el tanque limpio, y no permitir que el agua se estanque. No es conveniente utilizar agua del grifo, por su contenido de cloro. Por ello, debe sustituirla por agua destilada o desmineralizada.

  • Soluciones salinas

Emplee soluciones salinas, para descongestionar y lavar las fosas nasales. En niños menores de dos años, lo más adecuado es utilizar suero fisiológico en lugar de solución salina.

Tratamientos naturales para el tratamiento de la tos en niños

Desde hace muchos años, se ha venido empleando la aplicación de ungüentos a nivel de pecho y garganta. Existe de hecho una marca comercial conocida mundialmente desde hace décadas, que ayuda a aliviar la tos y la congestión nasal. Además jarabes  usados para combatir la expectoración y la tos.  Pues bien, estas alternativas que presento, posee sus mismas propiedades, son realizados en casa y han sido utilizadas en la medicina tradicional de la India.

1. Ungüento casero de cera de abejas, aceite de oliva y aceites esenciales

Ya de todos es conocido el aceite de oliva virgen extra. Contiene una gran cantidad de polifenoles, antioxidantes y una serie importante de compuestos orgánicos. Dentro de ellos se mencionan el tirosol, escualeno y oleocantal. Se sabe que este último posee un efecto muy similar al fármaco ibuprofeno, un conocido medicamento con efectos analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos.

La cera de abejas es el compuesto principal de la estructura del panal, donde se almacena la miel. Este compuesto posee excelentes propiedades protectoras hidrofóbicas, por ello forma parte de infinidad de cosméticos y productos corporales. Ella, es una mezcla compleja, con más de trescientos componentes caracterizados. Dentro de ellos se incluyen hidrocarburos, ácidos grasos libres, ésteres de ácidos grasos, diésteres y sustancias exógenas. Por lo general, las sustancias exógenas están constituidas por residuos de propóleos, polen y pequeños trozos de flores. Uno de los componentes mas estudiados en la ciencia médica es un alcohol graso denominado triacontanol con excelentes propiedades antiinflamatorias.

Los aceites esenciales que se utilizan son los permitidos en niños de dos a cinco años. Por ello, el tratamiento que voy a recomendar, posee un equivalente del 1% de la dilución de los aceites esenciales. El aceite esencial de limón, es energizante y estimulante, por su parte el aceite de abeto blanco es útil como descongestionante y expectorante y el aceite de hojas de canela provee calor y energiza.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de cera de abejas
  • Media taza de aceite de oliva virgen extra
  • Dos gotas de aceite esencial de limón
  • Una gota de aceite esencial de hoja de canela
  • Una gota de aceite esencial de abeto blanco

¿Cómo lo realizo?

  • Colocar la cera de abejas en baño de maría hasta que se derrita
  • Añadir el aceite de oliva y los aceites esenciales y mezclar muy bien
  • Vacíar la mezcla en envase limpio de vidrio que tenga tapa
  • Cuando se enfríe por completo aplicar en capa fina en la espalda, garganta y pecho
  • Se puede aplicar en los pies y colocarle unas medias antes de ir a dormir
  • Realizar este procedimiento cuando el niño presente mucha tos y no aplicar más de dos veces al día
  • Guardar la mezcla correctamente tapada y almacenarla en un lugar fresco lejos de la luz solar hasta un máximo de diez días

Nota

Tal y como están presentados los aceites esenciales, utilizados, se encuentran en una dilución del 1%. Esto con el fin, de poder ser utilizados en tratamientos para niños entre dos y cinco años. Ahora bien, es importante saber que los aceites esenciales de eucalipto no pueden utilizarse en niños menores de diez años. Y los aceites esenciales de salvia, mejorana, romero, menta salvaje y cardamomo, no pueden ser empleados en niños menores de seis años. Esto se debe a que estos aceites esenciales poseen un componente denominado 1,8 cineol, el cual puede actuar negativamente sobre los receptores de temperatura de los pulmones de los niños y provocar dificultades respiratorias. Esto lo menciono, porque este tratamiento natural, puede incluir dichos aceites esenciales, pero considerando el rango de edad antes mencionado.

2. Aceite de oliva, limón y miel

En la medicina Ayurvédica de la India, el jarabe de aceite de oliva virgen extra, se emplea con mucha frecuencia en niños mayores de seis años. Su utilización se ha extendido debido a sus excelentes resultados en el combate de la tos y el malestar de garganta.

¿Cómo lo realizo?

Su preparación es muy sencilla. Tan solo, calentar media taza de aceite de oliva virgen extra, añadir ¼ de taza de jugo de limón y ¼ de taza de miel orgánica. Adminístrar al niño, una cucharada de este jarabe cada tres horas y se observará sus excelentes efectos.

¡Muy importante!

Es importante tomar en cuenta, que la miel no debe ser administrada bajo ningún concepto en niños menores de un año. Esto se debe realizar, para evitar una intoxicación con la bacteria Clostridium botulinum. Dicha intoxicación se produce por una neurotoxina que afecta el sistema nervioso periférico del bebé.

tratamientos-naturales-para-la-tos

3. Anís y miel

Esta planta, es más conocida por sus propiedades como carminativo (favorece expulsión de los gases) y como mejoradora del tono estomacal. Muy utilizada además en el alivio de la gastritis. Sin embargo, también en la medicina ayurvédica, se ha empleado para el tratamiento de la tos, el asma y estados gripales. Se ha observado, además, que posee un excelente poder expectorante, facilitando el despeje de las vías respiratorias. De la miel de manuka, he hablado mucho en otras ocasiones, posee excelentes propiedades antinflamatorias, antioxidantes y prebióticas. Esto va a favorecer además los procesos digestivos de los niños.

¿Cómo lo realizo?

  • Poner al fuego media taza de agua filtrada de agua
  • Añadir una cucharada de semillas de anís verde y dejar hervir a fuego lento diez minutos
  • Retirar del fuego, colarlo y añadir a la decocción obtenida una taza de miel de manuka
  • Guardarlo en un envase de vidrio con tapa
  • Utilizar dosis de media cucharadita de este jarabe cada cuatro horas en función de los episodios de tos
  • Debe guardarse bien tapado, almacenándolo lejos de la luz y del calor
  • Puede ser utilizado hasta un máximo de diez días consecutivos, desechando el resto que haya quedado

Nota

El uso de este jarabe está recomendado solo para niños mayores de seis años.

4. Cúrcuma y leche

Gracias a sus propiedades antisépticas, la cúrcuma es ideal para tratar una serie de infecciones virales, incluyendo tos y resfriado. En Ayurveda, la cúrcuma se conoce como especia y hierba. Existe un registro de sus beneficios en el sistema de medicina india. Algunas de las muchas cualidades medicinales de la cúrcuma incluyen propiedades analgésicas, antioxidantes, antisépticas y antidepresivas. Se ha observado que el consumo de cúrcuma es beneficioso para el resfriado, tos, molestias estomacales, fiebre, enfermedades hepáticas, diabetes y asma.

La leche, es una fuente rica en calcio, ideal para la salud y el crecimiento de los niños. Además, contiene triglicéridos de cadena media (MCT), que como se sabe, es una forma muy eficiente de proveer energía al cerebro y a los músculos. Se ha observado que la curcumina incrementa su efecto cuando se utiliza con la leche.

¿Cómo lo realizo?

  • Agregar ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo a una taza de leche hirviendo
  • Mezclar muy bien y separar del fuego
  • Esperar que se ponga tibia y darle al niño en la noche antes de ir a dormir

Nota

No se administre en niños menores de seis años y de preferencia realizar este procedimiento una sola vez al día

Concluyendo

Debido a los efectos secundarios, de la gran mayoría de los preparados farmacológicos para la tos en niños, su utilización no es conveniente. Se ha visto,  puntualizando algunos de los muchos casos que existen, que su uso conlleva el riesgo de eventos adversos. Lamentablemente, muchos de estos fármacos son de venta libre y es muy difícil poner un alto a los riesgos. Sin embargo,  hemos obtenido nuevamente el apoyo de la madre naturaleza.

Esto me ha permitido, poner a disposición componentes naturales cuyas bondades son conocidas. No es casualidad, la presencia de la cera de abejas, la cual posee un excelente componente con altísimas propiedades antiinflamatorias denominado triacontanol.

El apreciado aceite de oliva virgen extra, nuevamente sale a relucir, destacando esta vez por el oleocantal. Este compuesto ha sido muy estudiado y posee efectos similares al ibuprofeno, pero sin efectos secundarios. Es decir, posee efectos analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos, pudiendo además aliviar el dolor asociado a la tos, desinflamar la garganta y combatir la fiebre. Ahora bien, unos grandes aliados para la congestión son los aceites esenciales.

Es importante tener presente, que los aceites propuestos no deben ser utilizados en niños menores de dos años. El aceite esencial de limón, energiza y estimula. Por su parte el aceite de abeto blanco es útil como descongestionante y expectorante y el aceite de hojas de canela provee calor y energiza.

A Eneyda, le parecieron fantásticos las propuestas naturales que le hice llegar. Ella logró realizar algunas, con la información que le suministré, la cual comparto en el post. Me comenta muy contenta, que su niña ya se habituó al uso del ungüento casero y al jarabe de anís y miel de manuka. En cuanto al aceite de oliva, prefirió aprovechar sus ventajas, en sus ensaladas favoritas.

“…El aceite esencial se puede inhalar para una sensación relajante en los músculos de la tráquea (músculos bronquiales) que facilita la respiración y permite que la persona se relaje.”   Dra. Kac Young

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

INTERNACIONAL  1·305·224·8104    LLAME GRATIS  EE.UU  1·800·641·6802