como-cuidar-la-piel-de-forma-natural
☑️ Cómo Cuidar Nuestro Cutis De Manera Natural
January 29, 2020
diabetes-gestacional-que-es-como-evitarla
☑️ Diabetes Gestacional: ¿Qué Es? Y ¿Cómo Evitarla?
January 31, 2020

Hay ciertas épocas del año, que causan algunas molestias recurrentes, de esta forma nos encontramos con muchas personas, que experimentan resequedad en la piel durante el invierno. Esta condición, puede estar asociada a procesos de descamación, escozor e incluso agrietamiento.

De esto hablo, porque hace unas dos semanas, una de mis amigas de rutina, me tomó del brazo por un momento. Ella, lo hizo para retrasar un poco mi marcha y de esta forma, poder compartir algo, solo conmigo. Ella me dijo en voz muy suave, si había sentido la textura de sus manos, a lo cual fui muy sincera, porque en realidad sentí como si hubiese tenido puestos unos guantes de jardinería.

Me comentó, que prácticamente a mediados de otoño, algunos cambios de temperatura que han venido ocurriendo, le han causado cierta susceptibilidad en su piel. De hecho, me mostró sus manos, cuello, cara y hombros y en todos se notaba sequedad. Lo primero que hice, fue tomar sus manos por un momento, para tranquilizarla un poco. Luego, le hice mención que lo que estaba experimentando, se denomina en lenguaje médico, xerosis.

Le puntualicé, que lo que le sucedía a su piel, no es nada fuera de lo común, es lógico que la piel pierda humedad y grasa. Incluso le recalqué, que esto se puede presentar a cualquier edad. La piel seca es común y puede afectar a cualquier persona, sin distingo de edad. Luego le prometí compartir con ella, algunas ideas generales de la importancia de la piel y las causas más frecuentes que originan su sequedad. Por supuesto incluyendo algunas formas naturales para combatirla.

Aunque no vivan en países con cuatro estaciones, pienso que lo que preparé para mi amiga, es importante tenerlo en el arsenal de propuestas naturales. Por eso, consideré interesante compartirlo.

Recordando algunas características de la piel

La piel, está conformada por tres niveles, ellos son la epidermis, la dermis y el tejido graso, denominado adiposo o subcutáneo. La epidermis, es la cubierta más externa de nuestra piel.  Debajo de la epidermis, se encuentra la dermis. Ella posee, una serie de componentes importantes. Dentro de ellos, se pueden mencionar: glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, células grasas, capilares sanguíneos, folículos pilosos, terminaciones nerviosas y proteínas. Estas últimas, otorgan el soporte de la piel, además que le permiten mantener su flexibilidad. Hasta donde se sabe, se eliminan cada día, aproximadamente 1,5 g de células de la piel. Ellas se compensan, porque en la base de la epidermis, existen las denominadas células basales, que están permanentemente activas.

Las células basales se dividen continuamente por mitosis y de esta forma, las nuevas células, empujan a las más viejas hacia la superficie. Podemos decir, que estas células, denominadas queratinocitos no poseen una morfología constante a lo largo de su ciclo, que en personas jóvenes, es de aproximadamente un mes.

Por ello, en función de dichos cambios, que experimentan estas células, se manifiestan en forma de capas o estratos. Así de esta forma, se reconocen los siguientes estratos, comenzando desde la parte más interna a la más superficial: basal, espinoso, granuloso y córneo. Durante este recorrido el tipo de queratina presente va cambiando. Ellas a su vez, se fusionan en capas de material resistente y continúan migrando a la superficie de la piel. Finalmente, alcanzan la parte más externa de la epidermis, llamada la capa cornea. Ella está diseñada para ser una barrera protectora eficaz y semipermeable. Impidiendo la pérdida de fluidos corporales, daños físicos, así como la entrada de elementos patógenos.

¿Que ocasiona la sequedad en la piel?

La presencia de piel seca, se denominada técnicamente xerosis. Una de sus causas principales, puede ser la ambiental. Incluso, ciertas enfermedades de la piel, podrían incidir en su aparición. Dentro de las causas más comunes se mencionan:

sequedad-de-la-piel-causas

  • Clima

Las condiciones climáticas juegan un papel muy importante en el mantenimiento de una correcta hidratación. Uno se estos factores clave, es la humedad relativa. Esto se debe a que un aire muy seco, prácticamente secuestra la humedad de la piel. De hecho, está más que estudiado que en invierno, el aire suele ser mas seco y causar problemas a nivel de la piel. Incluso, al abusar del aire acondicionado en épocas de verano, la piel puede presentar resequedad.

  • Exposición al agua caliente

No es extraño, que en invierno se sienta la necesidad de realizar largos baños con agua caliente o tomar prolongadas duchas. Sin embargo, está comprobado que las duchas y baños con agua caliente, por muchos minutos, prácticamente eliminan los aceites naturales de la piel. Para evitar esto, se deben limitar los baños de cinco a diez minutos, empleando agua tibia y nunca caliente. No secar a fondo con la toalla al finalizar el baño, más bien pasar la palma por el cuerpo y dejar un poco húmedo. Es también importante, procurar bañarse una sola vez al día.

  • Exposición a productos cosméticos y químicos

Los jabones, detergentes y perfumes pueden resultar agresivos con los aceites naturales de la piel. Sobre todo, en aquellas personas que deben por efecto de su profesión, lavarse las manos muchas veces al día. De igual forma inducen sequedad y alergias, ciertos cosméticos que son empleados para el embellecimiento de las uñas y el cabello. Existen también, ciertos desodorantes y jabones antibacterianos, que son muy perjudiciales, porque agreden incluso a las bacterias benéficas de la piel. Incluso, existen muchos champús y suavizantes capaces de irritar y deshidratar el cuero cabelludo. Se sabe que el cloro, los desinfectantes e incluso los suavizantes para la ropa, pueden causar sequedad o activar procesos alérgicos.

Muchos dermatólogos, coinciden en que gran cantidad de geles de ducha o jabones, poseen tensioactivos y reguladores de pH. Existen estudios que indican, que dichos compuestos pueden alterar o destruir la capa lipídica de la piel. Los nadadores o personas que practican natación, se exponen con mucha frecuencia al cloro del agua de las piscinas y esto puede acarrear severos problemas de sequedad en la piel. Por ello es muy recomendable, evitar la utilización de productos que contengan alcohol, fragancias, colorantes, preservantes y cualquier otro químico. Es importante utilizar cremas humectantes naturales luego del baño.

  • Empleo de ciertos medicamentos y tratamientos

Mediante ensayos y estudios cosmetológicos, se han logrado determinar algunos efectos que producen ciertos productos orales, utilizados para el acné. Claro está, el efecto esperado, sobre todo el exfoliante y el reductor de sebo, es lo que se busca al utilizarlos. Sin embargo, no existe un límite claro con el efecto alcanzado, observándose muchas veces efectos muy agresivos, que ocasionan una sequedad muy fuerte.

De igual forma, se ha observado que ciertos medicamentos antihipertensivos, poseen un marcado efecto diurético. Esto origina una pérdida de agua muy importante, favoreciendo los procesos de deshidratación de la piel.

Se ha observado, además, que algunos anticonceptivos orales, así como tratamientos antineoplásicos y retrovirales, producen deshidratación de la piel en el mediano plazo.  Incluso ciertos corticoides de uso tópico, causan procesos de sequedad en la zona de aplicación. Esto muchas veces puede traer consigo otras complicaciones más graves.

  • Afecciones de salud

En ciertas ocasiones, la piel seca es el resultado o la sintomatología de alguna otra afección o incluso, por efecto de una afección médica subyacente. Cuando la piel está extremadamente seca, inflamada y con presencia de escozor, se puede decir que estamos frente a una dermatitis.

Existen varios tipos de dermatitis, dentro de las cuales destacan: de contacto, seborreica (generalmente afecta el cuero cabelludo) y atópica (en esta afección, se alteran las propiedades de la piel y es más permeable frente a sustancias irritantes)

Algunos procesos alérgicos, desencadenan reacciones dermatológicas, que se acompañan muchas veces, con procesos irritativos y sequedad de la piel. Además de ello, la psoriasis, la diabetes tipo 2 y la desnutrición, pueden originar resequedad de la piel.

  • Edad

Como es sabido, la piel cambia con la edad. Ella, puede volverse más seca y delgada, perdiendo mucha de su grasa. Esto acarrea que luzca reseca y sin la lozanía original. Incluso, los daños como rasguños o heridas tienden a requerir mayor tiempo para sanar. En ocasiones, la sequedad en la piel de una mujer se debe a afecciones hormonales que tienden a aparecer con la menopausia. Dentro de ellas, podemos mencionar el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.

Remedios caseros para tratar la piel seca

El adecuado manejo de la piel seca no es algo que pueda conseguirse utilizando los productos tradicionales de belleza. Son muchas las variables que pueden estar incidiendo en la generación del problema de sequedad. Sin embargo, como siempre digo, siempre existen soluciones al alcalnce de cada uno que han sido creadas por la naturaleza. Ahora bien, hay que estar atentos a cuáles son los elementos que están desequilibrados cuando la piel está seca. En primer lugar, hay una afectación o disminución del contenido de los ácidos grasos o lípidos. Esto está, muy asociado con la deshidratación, pues al fallar la capa lipídica, se origina una pérdida de humedad, además de la pérdida de flexibilidad.

remedios-caseros-piel-seca

1. Aloe

No por casualidad inicio con esta milenaria planta de uso generalizado desde tiempos inmemoriales. Desde hace mucho tiempo, ha estado presente en muchas de las propuestas que he realizado. Esta sinigual planta contiene un sinnúmero de nutrientes que la hacen uno de los mejores productos naturales para la regeneración de los tejidos de la piel. Es un excelente hidratante, suavizante, antioxidante, regenerador celular y un potente escudo contra la dermatitis. Posee muchas vitaminas, minerales y una serie de polisacáridos con comprobados efectos antinflamatorios. Además, posee efectos estimulantes, en la producción de colágeno y elastina.

¿Cómo lo realizo?

  • Tomar una hoja de aloe orgánico y lavarla muy bien
  • Eliminar los bordes espinosos de las hojas y la parte inferior blancuzca donde va unida a la planta
  • Colocarla verticalmente dentro de un recipiente que pueda soportar su peso y dejar que la resina marrón conteniendo aloína drene por un día completo
  • Retirar una de las caras de la hoja y con una cuchara extrae el gel, apoyándose en la otra cara de la hoja
  • Colocarlo  en la licuadora y licua a velocidad media hasta alcanzar un punto parecido al de la clara de huevo
  • Verter el gel licuado en un frasco de vidrio con tapa
  • Extraer la cantidad que se va a utilizar con un utensilio bien limpio para no contaminar el resto del gel
  • Aplicar en capa fina en la zona afectada y dejarlo actuar toda la noche sin retirarlo de la piel
  • La zona tratada debe estar completamente limpia y seca
  • Realizar este procedimiento durante diez días, preferiblemente antes de ir a dormir
  • Guardar el gel en el refrigerador hasta un máximo de diez días

Nota

Si nunca has utilizado este gel, realiza primero la prueba de parche para verificar si no hay reacciones adversas. No debe ser empleado en niños menores de ocho años ni en mujeres embarazadas. 

2. Aguacate, miel y aceite de oliva

El conocido fruto de aguacate, muy empleado en el arte culinario, ha sido un aliado ancestral en las civilizaciones antiguas americanas. Muchas de sus propiedades, se deben a su valioso contenido de ácidos grasos esenciales como el omega-3. Aparte de ello, posee una gran cantidad de importantes vitaminas, que favorecen la restauración e hidratación de la piel, a saber, vitaminas A, C, D, E y K. Posee incluso muchas vitaminas pertenecientes al complejo B, tales como B1, B2 y B3.

Incluye además importantes cantidades de ácido pantoténico y ácido oleico. Se sabe que el ácido pantoténico, también conocido como pro-vitamina B5, favorece la suavidad de la piel, además de impulsar su hidratación. Posee alta capacidad antiinflamatoria y estimula su regeneración. Ayuda a la piel a mantenerse tersa y saludable. También tiene un efecto antinflamatorio que puede ayudar a estimular los procesos curativos de la piel.

En cuanto al aceite de oliva virgen extra, los efectos proporcionados por sus ácidos grasos y vitaminas, le confieren propiedades humectantes, cicatrizantes y revitalizantes para la piel.

¿Cómo lo realizo?

  • Cortar un aguacate orgánico por la mitad a lo largo y desechar la cáscara y la semilla
  • Colocarlo en un recipiente y triturarlo muy bien
  • Añadir una cucharada de miel orgánica y una cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Mezclar muy bien hasta conformar una pasta homogénea
  • Vacíar la pasta en un recipiente hermético con tapa
  • Aplicar esta pasta en capa fina en las zonas afectadas y dejarla actuar una hora
  • La zona a tratar debe estar completamente limpia y seca
  • Guardar el resto de la pasta en el envase con tapa en el refrigerador, hasta un máximo de cinco días
  • Lavar la piel con jabón de castilla líquido e hidratar con gel de aloe, de acuerdo a la metodología enseñada
  • Aplicar este procedimiento diariamente antes de ir a la cama, durante dos semanas, a fin de obtener resultados favorables

3. Aceite de almendras y aceite esencial de geranio

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Cosmetic Dermatology, se sabe que el aceite de almendras actúa como un excelente protector frente a los daños causados por la radiación ultravioleta. De hecho, se observaron efectos de reversión de daños, indicativo de que puede evitar el envejecimiento prematuro. Este aceite posee altas concentraciones de vitamina E, además de fósforo, magnesio y cobre, siendo un comprobado antioxidante. Ha sido empleado para aliviar el prurito y los procesos inflamatorios. Así como en el alivio de la psoriasis y el ezcema. Posee propiedades emolientes e hidratantes, que ayudan a evitar la resequedad en la piel. El aceite de almendras, se ha utilizado durante siglos para tratar la piel seca. A su vez, el aceite de geranio es un potente antiséptico y antiinflamatorio, que complementa las propiedades del aceite de almendras.

 ¿Cómo lo realizo?

  • Verter cuatro cucharadas de aceite de almendras dulces en un pequeño recipiente de vidrio con gotero
  • Añadir cuatro gotas de aceite esencial de geranio y agitar vigorosamente
  • Aplicar unas gotas sobre tus manos y frotar la zona afectada
  • La zona a tratar debe estar completamente limpia y seca
  • Realizar este procedimiento todas las noches durante dos semanas antes de dormir

4. Mango y agua de rosas

Las investigaciones afirman que los alfahidroxiácidos, presentes en el fruto de mango, son excelentes para exfoliar y promover la regeneración epidérmica. Además de ello, en la medicina ayurvédica de la India, ha sido empleada ancestralmente para rejuvenecer y darle brillo a la piel. Posee además, comprobados efectos humectantes, que permiten combatir la sequedad. Esto se complementa con las excelentes propiedades antiinflamatorias, hidratantes, regeneradoras y calmantes del agua de rosas para regenerar las células de la piel y combatir la sequedad.

¿Cómo lo realizo?

  • Añadir una cucharada de pulpa de mango maduro en un recipiente pequeño
  • Añadir dos cucharadas de agua de rosas y mezclar muy bien hasta obtener una consistencia homogénea
  • Aplicar sobre las zonas afectadas a manera de mascarilla
  • Dejar actuar veinte minutos y retirar la mezcla utilizando solo agua fría
  • Secar muy bien con una toalla bien limpia
  • Realizar este procedimiento de forma interdiaria durante dos semanas para obtener resultados favorables

5. Aceite de jojoba

Los usos originales de esta planta, se remontan a muchos siglos antes de la conquista de América. Los nativos americanos, utilizaban el aceite de sus frutos para el tratamiento de heridas y procesos ulcerativos. Su alto contenido de ceramidas, la convierte en una alternativa única para la hidratación profunda de la piel. Posee una gran ventaja, que no deja sensación grasosa ni residuos. Es muy utilizada a nivel mundial en muchos productos de reconocida trayectoria cosmética, por su riqueza en vitamina E, ceramidas y ácidos grasos esenciales. Se sabe, que crea una barrera protectora en la piel e impide la pérdida de humedad.

¿Cómo lo utilizo?

  • Con ayuda de un gotero,  aplicar dos gotas de aceite de jojoba virgen en la palma de la mano y masajear suavemente de forma circular la zona afectada
  • No necesita retirarse, pues se absorbe de forma impresionante
  • Realizar este procedimiento todas las noches de forma interdiaria, durante dos semanas consecutivas

aceite-de-jojoba-para-piel-seca

6. Aceite de argán

Este apreciado aceite, es conocido también como el oro líquido. Se extrae de las semillas del fruto del árbol de argán. Dicho árbol, solo crece en Marruecos y los mismos, son considerados patrimonio de la humanidad desde el año 1998. Es un aceite muy recomendado para quienes han tenido problemas de piel seca o han llegado incluso a desarrollar eccema y sus secuelas de escozor, sequedad e irritación. Posee altos contenidos de ácidos grasos y vitamina E. Contiene además compuestos fenólicos dentro de los que se mencionan: ácido caféico, oleuropeína, ácido vanilico, tirosol, catecol, resorcinol y epicatequina. Todos ellos, con alto poder antioxidante y regenerador celular.

¿Cómo lo utilizo?

  • Con ayuda de un gotero, aplicar una gota de aceite de argán en la palma de la mano y masajear suavemente de forma circular la zona afectada
  • No necesita retirarse, no tiende a dejar residuos oleosos y se absorbe de forma muy eficiente
  • Realizar este procedimiento todas las noches durante diez días seguidos para observar resultados favorables

Nota

Si nunca has utilizado este aceite, realiza primero la prueba de parche como os he enseñado.

7. Aceite de kunkumadi

Esta propuesta para el tratamiento de la piel seca, viene de la medicina ayurvédica de la India. Está formado por una mezcla, que posee aproximadamente unas veinte hierbas ayurvédicas. El ingrediente principal es el azafrán y posee entre otros, sándalo, regaliz, cúrcuma, cerezo silvestre del Himalaya, loto, lirio, vetiver e higuera de bengala. La sinergia que se logra, permite obtener efectos que mejoran sustancialmente la salud de la piel. Se sabe que reduce la resequedad, sana la descamación, equilibra la pigmentación de la piel, elimina la opacidad y evita la aparición de líneas finas.

¿Cómo lo utilizo?

  • Aplicar dos gotas de este aceite sobre la palma de tu mano.
  • Aplicarlo en las zonas que se desea mejorar mediante masajes suaves y circulares.
  • Aplicarlo en la noche antes de ir a dormir durante dos semanas seguidas y dejarlo actuar, no necesita ser retirado pues posee excelente afinidad con la piel.

Nota

Es importante aplicar la prueba de parche ante de utilizar este aceite. No debe emplearse en niños menores de ocho años ni en mujeres embarazadas.

8. Plátano y aceite de coco

Por mucho tiempo, los plátanos han sido el secreto de las abuelas para la correcta hidratación de la piel. Cuando los consideramos, para ser utilizados de forma tópica, siempre sale a relucir su contenido de sílice. Posee una interrelación muy importante con la formación de colágeno. Por otro lado, el plátano contiene cierta cantidad de vitamina A, además de importantes contenidos de vitamina C, vitamina B6 y potasio. Estos compuestos, poseen efectos antioxidantes, restauradores y activadores celulares de la piel. Por su parte el aceite de coco, aporta importantes contenidos de ácidos grasos de cadena media, una forma de grasa saturada.

De acuerdo a un estudio, realizado en pacientes con piel seca durante dos semanas, se encontraron efectos muy positivos. Se obtuvo una mejoría importante de las condiciones de hidratación de la piel, siendo tan efectivo como un aceite mineral. La asociación del plátano y el aceite de coco, ayuda a flexibilizar la piel hidratándola en profundidad. De esta forma, se logra combatir la piel seca.

¿Cómo lo realizo?

  • Agregar medio plátano orgánico maduro en un recipiente mediano y tritúralo
  • Añadir una cucharada de aceite de coco virgen y mezclar muy bien hasta obtener una pasta suave y homogénea
  • Aplicar esta mascarilla sobre la piel del rostro y las zonas que se desea restaurar
  • Dejar actuar por veinticinco minutos
  • Enjuagat utilizando agua fría
  • Para observar resultados favorables, realizar este procedimiento tres veces por semana durante dos semanas consecutivas

9. Miel y canela

Esta mascarilla para piel seca, ha sido muy utilizada en los países como India y China. La miel es un componente con propiedades humectantes reconocidas. La canela, realiza en esta mascarilla un aporte muy importante vinculado a sus propiedades antiinflamatorias. Aparte de ello, la canela es un estimulador muy eficiente de la circulación, actuando además como un desbloqueador de los poros y agente antinflamatorio.

¿Cómo lo realizo?

  • Verter dos cucharadas de miel orgánica en un recipiente pequeño
  • Añadir media cucharadita de canela en polvo y mezclar muy bien
  • Aplicar sobre las zonas a restaurar y dejar actuar por veinte minutos
  • Lavar con agua fría y un jabón neutro
  • Secar muy bien y aplicar gel de aloe natural

Nota

Si nunca has utilizado una mascarilla conteniendo canela, realiza una prueba de parche antes de aplicarla.

10. Limón y aceite de almendras

El alto contenido de vitamina C en los limones, permite obtener sus excelentes propiedades antioxidantes. Se sabe, que la vitamina C, en la actualidad, es una de las primeras opciones recomendadas por los dermatólogos que tienen pacientes con piel extremadamente seca. La vitamina C, juega un papel muy importante en las células de la piel, ayudando a reponer la humedad perdida. A su vez, el aceite de almendras, posee altos niveles de vitamina E y es un excelente protector ante la radiación UV, sin mencionar sus propiedades de regenerador celular.

¿Cómo lo realizo?

  • En un recipiente pequeño, añadir dos cucharadas de zumo de limón orgánico
  • Agregarle una cucharada de aceite de almendras dulces y combinarlos muy bien
  • Con ayuda de un disco de algodón estéril aplicar sobre las zonas a tratar
  • Dejar actuar por veinte minutos y enjuagar con agua fría
  • Realizar este procedimiento tres veces a la semana durante dos semanas consecutivas para obtener resultados favorables

Nota

No utilizarla en niños menores de diez años.

11. Extracto de algas marinas y aloe

De acuerdo a investigaciones realizada en Escocia, se sabe que las algas poseen peróxido de benzoílo y ácido salicílico. Estos componentes les permiten disfrutar de propiedades depurativas, permitiendo la renovación de las células de la piel. Poseen además, propiedades que les permiten promover la vasodilatación local y el aumento de la circulación de la sangre. Esto incluye una mejora de los procesos a nivel del sistema linfático. Muchas algas contienen antioxidantes, ácidos grasos omega, ácido fólico, vitaminas, minerales y oligoelementos. Todos ellos, actuando en conjunto, ayudan al mejor desempeño de las funciones de la piel, cabello y uñas. A su vez, el aloe, con sus propiedades regeneradoras y antioxidantes, hacen de esta opción natural un potente freno a los problemas de la sequedad a nivel de la piel.

¿Cómo lo realizo?

  • Añadir una cucharada de gel de aloe orgánico extraído en casa en un recipiente pequeño
  • Agregar una cucharadita de extracto de algas y mezclar hasta obtener una pasta homogénea
  • Colocar esta mezcla sobre las zonas afectadas y dejarla actuar hasta que se seque
  • Enjuagar con agua fría
  • Realizar este procedimiento de forma interdiaria durante dos semanas consecutivas a fin de observar resultados favorables

Nota

Realizar una prueba de parche antes de proceder a emplear esta opción en cualquier parte de tu cuerpo. No debe utilizarse en niños menores de diez años ni en mujeres embarazadas.

Concluyendo

El estrato corneo de la epidermis, posee una serie de moléculas osmóticamente activas. Dentro de ellas destacan los electrolitos, aminoácidos, y el ácido láctico. Muchos de ellos, son enmarcados dentro de un concepto denominado Factor de Hidratación Natural. Lo importante aquí, es que estas moléculas, son higroscópicas, es decir pueden absorber humedad de la atmósfera. Cuando existe baja humedad relativa, como en el invierno, la piel, puede deshidratarse fácilmente.

Ahora bien, lo referido hasta ahora, tiene que ver con alguna de las causas externas de la sequedad de la piel. Sin embargo, vale la pena recordar, que existen unas causas internas, que tienen que ver con una serie de factores vinculados a la salud y a la edad. Nuevamente, agradezco al creador por poner a nuestra disposición tantas opciones naturales para contrarrestar los efectos dañinos sobre nuestra preciada piel. No puedo dejar de mencionar mi planta preferida, el aloe, siempre presente en muchas de las propuestas que siempre os muestro.

Pienso que, ella ofrece las ventajas regenerativas difícilmente de obtener en un laboratorio de forma sintética. Como siempre, la miel, el plátano, el aceite de coco, el limón y la canela nos ofrecen una oportunidad para una hermosa piel. Claro está es importante también destacar el papel de los aceites esenciales.

Mi amiga, afortunadamente, ha tenido una oportunidad muy valiosa de restaurar su piel reseca. Ella, se mostró muy agradecida con lo que le envié y ahora comparto en el post. Realmente, comprendió que su preocupación tenía que ver con la disminución de la humedad de la atmósfera. Cuando nos encontramos me dice a manera de chanza, que su piel ahora se alimenta de forma exquisita, porque le encanta el extracto de algas marinas y el aloe.

Siempre estoy interesada en descubrir algo nuevo, pero mi consejo es siempre exfoliar. Deshazte de esas células muertas y secas; entonces la nueva piel estará lista para hidratarse, y encontrarás tu brillo interior y juvenil. Está ahí en alguna parte.

Lulu Kennedy-Cairns

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

Compras    1-800-641-6802  ABIERTO Lunes – Domingo 8 am-Media noche