aceite-de-oliva-contra-la-diabetes
✅ ¿El Aceite De Oliva Podría Ayudar Contra La Diabetes?
November 19, 2018
cómo-hacer-crecer-tu-cabello
☑️ Cómo Hacer Crecer El Cabello Rápidamente
November 21, 2018

Una de las dolencias más frecuentes en muchas personas es la inflamación estomacal. Lo se de primera mano, pues en casi todos los espacios que frecuento, es común conocer a alguien que lo padezca. Precisamente, hace tres semanas,  me encontraba de tiendas con mi familia y una señora se acercó a nosotros y nos saludó con mucho cariño. Se presentó y nos dijo que se llamaba Roberta. También nos dijo con una gran sonrisa, que era una asidua seguidora de la información que yo entregaba por las redes.

Me dijo que sería muy importante para ella conocer las formas naturales de sanar de la inflamación del estómago. Sentí tan abierta y sincera a Roberta, que continué hablando con ella en el centro comercial, no menos de hora y media.

Nos centramos en la nutrición y en la necesidad de alimentarnos bien. Por supuesto, un cuerpo sano no es solamente alimentación, es vida activa y una actitud bien llevada para tener armonía y tranquilidad.  Le invité a leer mi E-book Yo Puedo, Pulsa Aquí para tu E-book Gratis en el cual encontraría cómo adquirir hábitos alimenticios de carácter permanente, partiendo de desintoxicar su cuerpo por un periodo de 21 días.

Las inflamaciones normalmente ocurren por una mala alimentación, no obstante era necesario buscar las causas para determinar qué sucedía con su organismo.  Le informé, que en nuestro estómago hay unos compuestos que se denominan jugos digestivos. Estos jugos, son normalmente ácidos y su función es ayudar a realizar la digestión. Cuando hay un desequilibrio, se producen daños en ciertas zonas del estómago, que pueden causar inflamación.

También le mencioné que el nombre común, que usualmente se utiliza para referirse a esta inflamación estomacal, es gastritis. La gastritis, es la causa más importante de inflamación del revestimiento mucoso del estómago. Si se manifiesta de forma repentina, se denomina gastritis aguda, si por el contrario lo hace de forma gradual, se denomina gastritis crónica. Esta última puede requerir mayor tiempo para sanar.

Con ella compartí muchas cosas interesantes, de las cuales voy a referirme ahora.

Causas de la inflamación del estómago

La inflamación del estómago, obedece a varios factores, dentro de los cuales destacan:

  • Bacterias

Helicobacter pylori, es una bacteria que habita en nuestro sistema digestivo. De acuerdo a la información, se encuentra atacando la mucosa del estómago del 60% de los adultos a nivel mundial. Esta bacteria puede causar úlceras en el estómago y en el intestino delgado. Seremos más vulnerables a su ataque, si llevamos una sana alimentación y un correcto estilo de vida.

  • Medicamentos

Se ha comprobado que algunos medicamentos de uso frecuente como: la aspirina, el ibuprofeno o naproxeno y el diclofenac, entre otros antiinflamatorios no esteroideos, tienden a lesionar el revestimiento de la mucosa del estómago. Esto generalmente ocurre, cuando son utilizados en grandes dosis para el tratamiento y alivio de la artritis. Se mencionan además medicamentos para el mal de Parkinson, broncodilatadores para el asma y sedantes para el insomnio.

  • Estilo de vida

Generalmente los excesos en cuanto al consumo de cigarrillos y alcohol, acarrean graves consecuencias sobre la mucosa estomacal, favoreciendo su inflamación. Lo mismo ocurre cuando no tenemos un orden establecido para realizar nuestras comidas a lo largo del día. Se ha comprobado, además, que el consumo de comidas picantes puede causar inflamación.

Además de ello, es muy importante destacar que las comidas ricas en grasas trans, con exceso de sal o de azúcares, pueden afectar el revestimiento interno del estómago. Se menciona también que la deficiencia de vitamina B12, puede también favorecer la inflamación del estómago.

  • Estrés

Existen casos reportados sobre lesiones que pueden ocasionar la presencia de inflamación estomacal. Acá se incluye, las lesiones ocasionadas por cirugías, quemaduras o lesiones traumáticas, que favorecen el estrés. Incluso, el descanso inadecuado y la falta de sueño, pueden favorecer que la mucosa del estómago sea más propensa a padecer irritación. Dentro de las posibles explicaciones, se menciona que puede existir una disminución del flujo de la sangre dirigida al proceso digestivo, así como el incremento de la cantidad de jugos gástricos.

  • Trastornos gástricos

Dentro de los trastornos gástricos que más afectan a la mayoría de las personas, destaca la enfermedad por reflujo gastroesofágico. La misma es ocasionada por un mal funcionamiento del músculo ubicado al final del esófago y por acidez. Infecciones estomacales y el VIH, pueden ocasionar también la irritación de la mucosa del estómago.

  • Trastornos autoinmunes

Este tipo de los trastornos, ocurre cuando las mismas células estomacales establecen una reacción adversa con el sistema inmunológico y se atacan a sí mismas. Esto no es muy común, pero conlleva a una inflamación de la mucosa estomacal. Generalmente ocurre cuando los anticuerpos dañan el revestimiento estomacal. Puede también ocurrir en personas que poseen una infección crónica con la bacteria H. Pylori, o en personas que poseen el estómago parcialmente extirpado.

¿Cuáles son los síntomas de la inflamación del estómago?

De acuerdo a la ciencia, el 70% de nuestro sistema inmunológico está ubicado en el sistema gastrointestinal. Esto quiere decir, que este sistema, cumple una función mucho más importante que la digestiva.

inflamación-del-estómago-síntomas

Son muchos los síntomas que pueden indicarnos la presencia de inflamación estomacal:

  1. Acidez
  2. Náuseas
  3. Vómitos y regurgitación
  4. Dolor de estómago localizado, ardor en el mismo
  5. Sensación de saciedad
  6. Estreñimiento
  7. Diarrea

 ¿Cómo se detecta la inflamación del estómago?

  • En la mayoría de los casos, el diagnóstico suele incluir pruebas para verificar la infección por la bacteria H. pylori.
  • También, se utilizan los rayos X para estudiar internamente el tracto gastrointestinal.
  • La endoscopia es además muy utilizada para verificar el estado de la mucosa estomacal.

 ¿Cuáles son los tratamientos más comunes para la inflamación estomacal?

  • Generalmente la bacteria H. pylori es tratada con antibióticos, de acuerdo a las prescripciones médicas. La idea es bajar las poblaciones de dicha bacteria.
  • Se pueden realizar tratamientos en base a antiácidos, a los fines de proteger la mucosa estomacal.
  • Existen además tratamientos, que incluyen los denominados bloqueadores de ácidos. Su función es controlar la cantidad de jugos gástricos secretados, con el consecuente alivio del dolor.
  • Hay además un grupo de medicamentos denominados inhibidores de la bomba de protones. Ellos contribuyen a reducir los niveles de jugos gástricos producidos en el estómago.

 Remedios caseros para evitar la inflamación del estómago

Es importante mencionarete, que los tratamientos naturales o remedios caseros atacan la inflamación estomacal desde diferentes vías. La primera consiste en disminuir la presencia de la bacteria H. pylori. La segunda tratar la inflamación. La tercera busca que se reduzcan los niveles de acidez.

inflamación-del-estómago-remedios-caseros

1. Brócoli

Muchos estudios han demostrado que el brócoli contiene un compuesto muy importante. Se denomina sulforafano y es muy potente para eliminar cepas de H. pylori que han demostrado resistencia a los antibióticos. Se sabe que los brotes, contienen de veinte a cincuenta veces más sulforafano que la planta adulta.

Es importante que incluyas este maravilloso vegetal en tu dieta, si es posible varias veces a la semana.

2. Ajo

Está bien determinado que el ajo, posee muchas propiedades antibióticas antiinflamatorias. Además, tiene propiedades anticancerígenas, antioxidantes y protectoras del sistema cardiovascular. Esto es atribuible a la presencia del compuesto denominado alicina. El ajo, al igual que el brócoli, contiene azufre, lo cual ayuda a formar una sustancia que ayuda a proteger la mucosa gástrica.

Simplemente tienes que triturar un diente de ajo y beber el extracto obtenido, su sabor no es agradable, pero es excelente para combatir la inflamación y controlar esta bacteria asociada no solo con gastritis, sino además con cáncer.

3. Agua de coco

Se ha comprobado que tomar agua de coco natural, ayuda a mitigar el dolor que causa la inflamación estomacal. Lo ideal, es sorber el agua de forma sostenida con una pajilla, hasta que el dolor desaparezca. El agua de coco aparte de los minerales que posee, es rica en fibra. Esto favorece la digestión y evita la acidez.

4. Miel orgánica

Es muy beneficioso ingerir una taza de agua tibia con dos cucharadas de miel. La forma ideal es hacerlo en ayunas. Posee excelentes beneficios en la reducción de la acidez. La miel posee propiedades antisépticas bien estudiadas desde hace cientos de años. Además, es antibacteriano y antiséptico. Una miel muy estudiada es la de manuka, ella posee el compuesto metilglioxal. Este compuesto posee comprobados efectos en el crecimiento de las bacterias, incluyendo la H. pylori. Recuerda no ingerir más de veinticinco gramos de miel al día.

5. Jengibre

Una infusión de jengibre puede favorecer tu metabolismo, mejorando la inflamación y estabilizando la digestión. Posee propiedades antiinflamatorias y antibacteriales. Anteriormente ya te he enseñado la preparación de infusiones de jengibre.

Una forma práctica puede realizarse rallando una raíz pequeña, sin quitar la capa exterior, por el mayor contenido de gingerol. Añádelo   a una taza de agua hirviendo y déjalo reposar diez minutos. Cuélalo y bebe la mitad del contenido en ayunas. El resto a lo largo del día. Puedes saborizar con zumo de limón.

6. Manzanilla 

La infusión de manzanilla posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y analgésicas. La preparación es muy sencilla. Lo puedes elaborar con flores frescas, usando una cucharada en una taza de agua caliente. También lo puedes realizar, agregando dos cucharaditas de flores secas en una taza de agua caliente. Es importante, independiente del procedimiento que utilices, cubrir la taza por unos cinco minutos. Su consumo a lo largo del día te ayudará a superar la inflamación de una forma gradual.

7. Comino

El comino posee propiedades protectoras gastrointestinales. Aparte de esto es antiinflamatoria y antioxidante.  Se ha observado que posee propiedades antisépticas. Te ayudará mucho en el alivio de la inflamación. Es utilizado desde antaño en la medicina oriental. Un procedimiento muy sencillo consiste en asar una cucharada de semillas de comino. Luego las mueles y añades a un vaso de agua tibia. Puedes realizar esta bebida dos veces al día.

8. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana ya lo he recomendado en otras ocasiones. Es un remedio natural que tiene siglos favoreciendo muchas dolencias. El ácido acético presente en él, es un estupendo corrector del equilibrio, ayudando en el dolor y la inflamación. Solo tienes que añadir a un vaso de agua, una cucharada de vinagre de manzana y una cucharadita de miel orgánica, preferible de manuka. La miel potenciará con todas sus propiedades, que ya vimos anteriormente, los beneficios del vinagre de manzana.

9. Manzana

Estas famosas y conocidas frutas poseen un compuesto muy importante. Es denominado pectina. La pectina puede favorecer la absorción de líquidos, cuando tenemos uno de los síntomas mas molestos, como la diarrea.

inflamación-del-estómago-manzana

Esto ayuda a mejorar la consistencia de las heces.  Por otra parte, ayudan también en caso de estreñimiento. Estas propiedades ayudan a mejorar la condición de quienes sufren de inflamación estomacal.

10. Aloe Vera

Las propiedades del aloe, son muchas, dentro de ella les recuerdo su poder antiinflamatorio, regenerador de los tejidos y anticancerígeno. Es ya conocida por ustedes esta receta, partiendo del gel extraído de una hoja, sin añadir el acíbar. El gel se licua con un vaso de agua y se ingiere, preferiblemente en ayunas. Esto no debe realizarse durante más de una semana seguida.

11. Papaya

Este fruto, es muy utilizado por sus múltiples propiedades vinculadas al proceso digestivo. Muchos de sus beneficios se deben al contenido de vitaminas importantes como A, B, y C. Aparte de esto, posee papaína y quimopapaína, con propiedades antibacterianas y antifúngicas.

Puedes comer una ración de papaya en la merienda y obtendrás todos los beneficios de esta deliciosa fruta. Observarás los beneficios en todas tus funciones intestinales y se aliviará la inflamación.

12. Té verde

Es utilizado en muchos sitios del mundo por sus comprobados efectos antiinflamatorios y anticarcinogénicos. Posee la mayor cantidad de antioxidantes que cualquier otro té conocido. Estos antioxidantes son protectores de la mucosa estomacal, ayudan en la inflamación y pueden combatir la gastritis.

Solo tienes que añadir una cucharadita de té verde a una taza de agua caliente, esperar diez minutos, colar y beber. Puedes endulzar con stevia si lo deseas. Puedes tomar hasta dos tazas al día y sentirás gran mejoría en el estómago.

Concluyendo…

Muchas de las dolencias que padecemos, son lamentablemente culpa de una mala gerencia de nuestra propia salud. Y pienso que es así, porque debemos ser conscientes de que no estamos cultivando nuestros conocimientos. Sencillamente, porque de la misma forma que gerenciamos muchas de nuestras actividades cotidianas, bien pudiéramos tomar un tiempo para pensar en nuestra salud. La insistencia la realizo, porque al igual que otras dolencias, la inflamación estomacal o gastritis, es controlable. Por supuesto, considerando los factores que si pueden ser manejados por nosotros. Uno de ellos, el estilo de vida.

Si valoro que existe un equilibrio que es frágil, debo gerenciar esa fragilidad que es inherente a mi naturaleza humana. Por ejemplo, Roberta ha seguido intercambiando conmigo y siempre tiene muchas anécdotas. Me confesó que llegó a estados Unidos, hace veinticinco años, proveniente de México. Allí fue donde comencé a entender, lo de su inquietud por la gastritis. Bien sabemos que la mitad de la población mundial posee niveles anormales de H. pylori, la famosa bacteria de la cual te he hablado.

En este caso, Roberta ya había sido atendida por esa bacteria, incluyendo los famosos tratamientos con antibióticos y sus efectos secundarios. Pues bien, cuando nos encontramos ese día, me dijo todos los efectos que había causado en ella el consumo de comidas muy condimentadas. Y entendió por primera vez, la enorme fragilidad de nuestro sistema digestivo. Además, le di a entender que, si el sistema digestivo está bien cuidado, así también lo estará nuestro sistema inmunológico.

A pesar de que es una excelente cocinera, ella desconocía algunas cosas. Por ejemplo, las bondades del brócoli y del ajo en el control de la bacteria asociada con la gastritis. Esto me lo ha agradecido muchas veces, pues está cuidando a su esposo con parte de la información que hoy te entrego en el post.

 “A menudo no somos conscientes de la poca información que tenemos, y si no somos conscientes de esto, entonces tenemos el fenómeno del exceso de confianza. La confianza no es un juicio, es un sentimiento”

Daniel Kahneman

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

INTERNACIONAL  1·305·224·8104    LLAME GRATIS  EE.UU  1·800·641·6802