beneficios-de-la-menta
Cómo Quitar El Dolor De Cabeza Naturalmente
August 31, 2017
alimentos-para-combatir-el-asma
Estos Alimentos Te Ayudan A Combatir El Asma
August 31, 2017

Cambios Físicos Y Hormonales En La Menopausia

cambios-físicos-y-hormonales-en-la-menopausia

En una oportunidad fui invitada a una conferencia acerca de la menopausia.  En ella una hermosa mujer llamada Marlene quien iniciaba su proceso menopáusico, me pidió orientación. Ella quería saber ¿Cuáles eran los cambios que tendría que vivir en la menopausia? Deseaba saber que síntomas tendría y como enfrentarlos.

Y es que en la menopausia los descensos de las hormonas de la sexualidad se manifiestan en tu cuerpo de manera muy visible y en algunos casos es molesta. Pero, el secreto está en conocerlos y poder hacerles frente de manera preventiva para que no llegues a sufrir deterioros en tu salud.

Cambios que evidencia el cuerpo durante la menopausia

cambios-en-la-menopausia

1. El Aumento de peso

Uno de los cambios más visibles en tu cuerpo durante la menopausia es el aumento de peso. Se considera que existen algunos factores que lo provocan:

  • Las hormonas

La disminución de los niveles de estrógeno durante la menopausia actúa sobre los neuropéptidos que regulan el apetito aumentando tus ganas de comer, por ende, surge el aumento de peso.

  • Tu genética

Si tus familiares tienen esta tendencia, lo más probable es que tú la desarrolles, acumulando grasas en las mismas zonas que tu mamá y hermana lo hicieron.

  • La leptina

La leptina es una proteína que genera el tejido de grasa, ella puede enviar a tu cerebro una señal incorrecta acerca de tu masa adiposa, por lo cual se desequilibra el control de tu peso corporal.

  • La colecistoquinina y la galanina

Esta sustancia y los estrógenos están relacionadas, por lo tanto, si ocurre una disminución de los estrógenos, ésta disminuye también. Esto te hace perder el control sobre el apetito. La galanina por el contrario aumenta y te hace desarrollar un apetito por las comidas grasosas.

  • Embarazos tempranos y lactancia

Si eres de las mujeres que tuvieron embarazos tempranos y dieron lactancia materna a sus hijos, podrías tener tendencia de aumentar de peso.

  • Ciclo menstrual

Si eres de las mujeres que ha tenido un ciclo menstrual temprano, también puedes desarrollar la tendencia a engordar en la etapa de la menopausia.

Debes saber que, la acumulación de grasa en tu cuerpo durante la menopausia tiende a acumularse en tu vientre, caderas y muslos. Por lo que, tu cuerpo adquiere forma de pera. Y Este trae consecuencias para tu organismo como:

2. Aspecto de la piel 

La menopausia ocasiona algunos cambios en tu piel, que pueden ser notorios y hacerte sentir incomoda. Dentro de ellos puedes encontrar los siguientes:

  • Se vuelve seca y arrugada, esto se debe a que se te deshidrata.
  • Tu piel pierde el brillo, la frescura y tu piel presenta diferentes tonos.
  • Se torna delgada, la elasticidad disminuye y en algunos casos se agrieta o tiende a lesionarse.
  • Los surcos de tu piel se incrementan, tornándose profundos y se notan más las arrugas.
  • La piel deja de estar firme y comienza a colgar, debido a la pérdida de elastina y colágeno. En especial la de tus mejillas, papadas, brazos y piernas.
  • Las manchas oscuras causadas por el sol aparecen en tu cara y manos.

3. Retención de Líquidos

Durante la menopausia tu cuerpo comienza a retener líquidos, como consecuencia, aumenta tu peso y se hinchan tus piernas, tobillos y abdomen. Lo que te provoca una sensación de pesadez.

Para ayudarte a combatirlo, te recomiendo que bebas por lo menos unos 2 litros de agua al día para que tu cuerpo elimine las toxinas. Algunas infusiones de laurel, perejil o cola de caballo te ayudarán.

4. Gingivitis

Cuando tu organismo sufre la disminución de hormonas aparecen algunos de los padecimientos en tus encías:

  • La mucosa bucal y el hueso que sustentan tus dientes inician un cambio.
  • Tus dientes cambian de color y forma.
  • En algunos casos se comienzan a perder las piezas dentales.
  • Aparece el síndrome del ardor bucal, que es una sensación de quemado intenso, es capaz de afectar tu lengua, labios y encías.
  • Se dan casos de sequedad bucal y dolor en los dientes. Esto, es ocasionado por la disminución en la baja secreción de las glándulas salivales y te lleva a imposibilidad de comer por dificultades para masticar, tragar y apreciar el sabor de los alimentos.

Te recomiendo esmerarte en mejorar tus hábitos de limpieza, ir al odontólogo regularmente y tratar tus padecimientos tanto bucales, como dentales para que no pierdas tu bienestar.

5. Reducción de Calcio

La reducción del calcio está relacionada directamente con la menopausia. Esta finalmente termina produciendo osteoporosis. La menopausia acelera la destrucción del hueso viejo y ralentiza la construcción del nuevo hueso. Sobre todo, si la menopausia aparece temprano. Y la disminución del estrógeno empeora la pérdida de masa ósea.

La osteoporosis no te será fácil de diagnosticar, debido a que no presenta síntomas. Lastimosamente, solo te enterarás de que la padeces cuando algunos de tus huesos sufran una fractura. Existen algunos factores que puedes observar para saber si puedes estar bajo de riesgo de padecerla:

  • Si tienes alrededor de 30 años comienzas a perder la masa ósea y ese proceso continua a medida que avanza tu edad.
  • Por ser mujer tienes mayor riesgo de padecer osteoporosis. Tus huesos son más ligeros y finos que los de un hombre. Y a diferencia de los hombres, la tasa de sobrevivencia para las mujeres es mayor.
  • Si perteneces a una raza asiática o eres caucásica, tienes mayor probabilidad de sufrir osteoporosis. Sin embargo está comprobado que en caso de mujeres de raza negra pueden tener probabilidad de morir al ocurrir una fractura de cadera.
  • Las mujeres pequeñas de estatura tienen menos densidad de masa ósea, contrario de las que pesan más o tienen mayor estatura.
  • Tu genética familiar influye. Si tus ascendentes han padecido osteoporosis o una fractura de cadera en una caída leve, tu eres candidata a padecer este padecimiento.

6. Sequedad vaginal

Cuando tus estrógenos bajan, tu piel y mucosas en tu zona urinaria y genital, comienzan a resecarse. Se adelgazan y pierden la elasticidad. Y ocurre que:

  • La entrada a tu vagina se estrecha.
  • Tu vagina es menos flexible y la penetración dolorosa.
  • La disminución de estrógenos hace que en esa zona tu piel se deshidrate y tu circulación sanguínea sea menor.
  • En algunos casos puede que sientas irritación y te pique la zona genital.

Algunos consejos que pueden ayudarte a disminuir estos síntomas

Tú como mujer sabes que no puedes evadir la experiencia de esta etapa de tu vida. Por eso debes prepararte para afrontarla. Debes saber que, la alimentación es la base para alcanzar la buena salud en este período de tu vida.

consejos-para-disminuir-los-síntomas-en-la-menopausia

Te invito a que puedas iniciar cambios en tu vida y asumir el reto de YO PUEDO. Este te enseñara a lograr un cambio integral. Te aconsejo que incluyas en tus comidas:

  • Cereales

Los cereales son indispensables para tu alimentación ya que contienen la fibra que tu organismo necesita. Y te proveen de muchos nutrientes, ya que muchos de ellos están fortificados.  Tales como: avena, arroz, maíz, cebada, centeno, entre otros.

  • Legumbres

Las legumbres aportan nutrientes como hierro, almidones y proteínas que fortalecen tu organismo. Así evitas la pérdida de nutrientes que ocurre en este periodo.

  • Verduras

Las verduras aportan a tu cuerpo, la fibra, minerales y vitaminas que benefician tu salud. Te aconsejo que puedas comer por lo menos 3 raciones al día, lo mismo te sugiero hacer cuando consumes frutas.

  • Lácteos

Los lácteos son muy necesarios durante el periodo de la menopausia ya que, son una fuente de calcio, por ello deben estar presente en tu menú cada día. Te sugiero que los consumas descremados, para evitar que se eleven tus niveles de colesterol.

  • Proteínas

Las proteínas son necesarias para evitar que sufras de anemia y tengas carencias de vitamina B, por lo que te aconsejo que las incluyas en proporciones adecuadas, según tus actividades y necesidades corporales. Dentro de las proteínas saludables y que deben ser de alta calidad, están: las carnes de aves y pescado azul, además de frutos secos.

  • Grasas saludables

Las grasas son necesarias para fomentar el buen funcionamiento de tu cerebro y ayudarte a prevenir una hiperlipidemia. Dentro de ellos están el aceite de oliva y aceite de coco, los cuales contienen grasas saludables. En los frutos secos, encontrarás también grasas muy saludables. Por ello, trata de consumir un puñado de ellos como una merienda que te aportará ácidos de omega 3 y magnesio.

Así como aquella mujer llamada Marlene que me abordó en la conferencia, que se sentía ansiosa por saber acerca de los cambios que provocaría en su cuerpo la menopausia, igual, tú puedes prepararte para vivir estos cambios sin padecer complicaciones derivadas de ellos.

Por eso, te invito a dejar el miedo, cambiar tu modo de pensar “mente sana en cuerpo sano”, comer saludable para mantener sano tu cuerpo, tener periodos de descanso, ejercitarte para fortalecer tus músculos y huesos. Y, sobre todo, reconocer que el desarrollo de buenos hábitos y recuerda que, todo ello lo puedes aprender con el reto YO PUEDO.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

VITA TIENDA
Shares
Share This

Cuéntale a tu Amigos

Comparte esta noticia!