puede-la-hambruna-ser-el-sucersor-del-coronavirus
☑️ ¿Puede La Hambruna Ser El Sucesor Del Coronavirus?
August 7, 2020
exposicion-a-la-naturaleza-fortalece-sistema-inmunologico
☑️ La Exposición a La Naturaleza Fortalece El Sistema Inmunológico
August 11, 2020

☑️ Jugar Ping Pong Podría Reducir Los Síntomas De Parkinson

jugar-ping-pong-podria-reducir-sintomas-de-parkinson

Posiblemente en algún momento hayas tenido en tus manos una raqueta de ping pong y tal vez, no notaste diferencias entre ella y una de tenis de mesa. No te culpo, pues a veces las diferencias son ligeramente imperceptibles para los no expertos.  Pero si puedo decirte, que una raqueta de tenis de mesa está cubierta de goma y espuma, mientras que la de ping pong solo esta cubierta de un papel rugoso como el de lija.

Ahora bien, esos detalles al final son irrelevantes. Realmente lo que quiero significar, es el hecho de que por medio de este singular deporte, se han logrado algunos avances importantes, relacionados con algunos síntomas de Parkinson

De este tema, voy a hablar, por la curiosidad de una seguidora de Nevada, quien desde niña ha estado muy cercana a este deporte. Ella me comentó, cuando me contactó por las redes, que ha estado escuchando acerca de que este deporte trae implícita una serie de ventajas. Quiso compartirlo conmigo y verificar si realmente, esto que leyó era cierto. Básicamente, su inquietud obedece, a un caso cercano dentro de su familia y ella desea, poder ayudar de una forma diferente.

Pues bien, tengo documentación científica acerca de los efectos positivos de la actividad física sobre la enfermedad de Parkinson. Incluso, tuve acceso a ciertos informes que mencionan hallazgos interesantes en este particular tema. Ello me permitió obtener datos relevantes, que favorecieron la realización de un sencillo informe que le envié por las redes.

Pensando, que muchas personas tienen a alguien cercano con esta enfermedad, decidí realizar un sencillo artículo. En el mismo, plasmé básicamente lo que compartí con la seguidora de Nevada, con la intención de que sirva como un ejemplo válido.

Recordando algunos elementos acerca del Parkinson

La enfermedad de Parkinson, está clasificada como un trastorno cerebral. Ella provoca, una serie de efectos contraproducentes en el organismo, los cuales se expresan como falta de equilibrio, descoordinación motriz, espasmos, temblores, rigidez y dificultad para caminar.

Se ha observado que los síntomas de esta enfermedad, inician de forma gradual y van incrementándose con el el tiempo. En ocasiones, comienzan con la presencia de un temblor, poco perceptible ubicado en una de las manos. Esto paulatinamente, puede llegar a causar rigidez y disminución de la capacidad de movimiento. Se corresponde, por lo tanto, con un trastorno progresivo del sistema nervioso que afecta el movimiento.

Se puede detectar que en las primeras etapas de la enfermedad, las expresiones del rostro pueden pasar casi desapercibidas. Sin embargo, en la medida en que la enfermedad evoluciona, se llega a presentar un rostro inexpresivo. Esto se denomina técnicamente hipomimia, la cual es consecuencia de la afectación motora que afecta la musculatura facial. Esto imprime una rigidez al rostro, lo cual impide sonreír y parpadear, generando además la presencia de la boca entreabierta.

En etapas más avanzadas o agudas, esta enfermedad suele acarrear serias dificultades para para hablar y caminar. Esto se suma a una serie de trastornos de sueño y de comportamiento. Es usual además, la presencia de estados depresivos, fatiga y dificultad para memorizar. Aunque la enfermedad, pueda presentarse en hombres y mujeres, los hombres poseen un 50% de mayor probabilidad de padecerlo.

Por lo general, la enfermedad se manifiesta cerca de los sesenta años, sin embargo, existen excepciones a la regla. Es decir, un pequeño porcentaje (entre el 5 y 10%), pueden experimentar la enfermedad antes de cumplir los cincuenta años.  Aunque se ha establecido que esta enfermedad, no se puede curar, ciertos medicamentos pueden coadyuvar en le mejoramiento de los síntomas.

¿Por qué se produce la enfermedad de Parkinson?

Las investigaciones han determinado, que esta enfermedad se presenta, debido al deterioro o la muerte de células nerviosas en la parte del cerebro llamada sustancia negra. En esta zona, se encuentran las neuronas que producen el neurotransmisor llamado dopamina. Se sabe, que esta sustancia, actúa como un mensajero. Sobre todo, entre las porciones del cerebro y el sistema nervioso responsables del control y coordinación de los movimientos.

por-que-se-produce-la-enfermedad-de-parkinson

Por ello, cuando ocurre un daño o estas células mueren, se produce una drástica reducción de dopamina a nivel cerebral. Esto conlleva, a que la parte del cerebro que controla el movimiento no pueda funcionar adecuadamente, acarreando que los movimientos se vuelvan lentos y anormales.

Es importante destacar, que para que esto ocurra, se necesita que el cuerpo humano pierda alrededor del 80% de las células nerviosas contenidas en la sustancia negra. Se ha establecido también que, esta enfermedad afecta las terminaciones nerviosas responsables de secretar noradrenalina. Esta hormona, es la principal responsable de controlar el sistema nervioso simpático, es decir la mayoría de las funciones que funciona de forma automática en nuestro organismo.

Las personas con Parkinson también pierden las terminaciones nerviosas que producen noradrenalina, el principal mensajero químico del sistema nervioso simpático. Este controla muchas funciones automáticas del cuerpo, como la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y el ritmo respiratorio.

Los bajos niveles de noradrenalina, pueden ayudar a entender por qué existen irregularidades en el metabolismo en presencia de Parkinson. Ente ellas, la falta de coordinación motora, la irregularidad en la tensión arterial, la motilidad gastrointestinal y las bajas de tensión repentinas, en función de la posición corporal.

La ciencia actualmente considera, que esta enfermedad, es producto de la interacción entre la genética y factores ambientales (exposición a toxinas).

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Parkinson?

Hasta ahora, se han observado que existen ciertos síntomas característicos de esta enfermedad.

1. Síntomas que afectan el movimiento

  • Temblor

Este movimiento generalmente, afecta el brazo o la mano y se da solo en uno a la vez. Lo usual, es que comience en la mano o el brazo, cuando se encuentran relajadas

  • Disminución de movimientos 

La disminución de la velocidad de los movimientos normales (bradicinesia) impide la realización adecuada de las tareas cotidianas y obliga a caminar con pasos lentos y muy cortos

  • RIgidez muscular

La espasticidad o rigidez muscular ocasiona una resistencia o falta de movilidad muscular. Esto dificulta enormemente el movimiento, produciendo distonía o calambres dolorosos. Además de ello, impide ejecutar las expresiones faciales

  • Pérdida de equilibrio

La pérdida de la facultad de equilibrio (puede conllevar a caídas que impliquen daños corporales o lesiones)

2. Síntomas no motores

  • Anosmia, o pérdida del sentido del olfato. En ocasiones se presenta antes de la presencia de otros síntomas
  • Dolores a nivel de los nervios, que causan sensaciones de frío, entumecimiento o ardor
  • Alta frecuencia urinaria nocturna o incluso presencia de incontinencia urinaria
  • Disfunción eréctil en hombres y disfunción sexual en mujeres
  • Estreñimiento
  • Visión borrosa, mareos y desmayos cuando la persona se incorpora (coloca de pie), luego de estar sentada o acostada
  • Hiperhidrosis o sudoración excesiva
  • Disfagia o dificultades para tragar
  • Sialorrea o producción excesiva de saliva
  • Disfagia o dificultad para tragar
  • Insomnio

3. Síntomas cognitivos y neurológicos

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Apatía
  • Alucinaciones visuales (ver cosas que no existen)
  • Delirios (creer cosas que son inciertas)
  • Ataques de pánico
  • Fallas de memorización
  • Cambios de personalidad

Tratamientos más frecuentes utilizados en la enfermedad de Parkinson

En la actualidad, no existe una cura para esta enfermedad, sin embargo, existen una serie de tratamientos disponibles que permiten el alivio de los síntomas de esta enfermedad. Ello permite, hasta cierto nivel, el mantenimiento de una mejor calidad de vida.

Los tratamientos principales consisten en:

  • Empleo de medicamentos

La mayoría de los fármacos prescritos para el Parkinson, se agrupan en tres categorías. Los que aumentan el nivel de dopamina cerebral, los afectan otros compuestos a nivel del cerebro y los que favorecen el control de los síntomas no motores

  • Cirugía

Por lo general, esta medida se implementa, cuando los medicamentos no logran disminuir los principales síntomas, tales como movimientos anormales y temblores. Este procedimiento no es aplicable en forma generalizada y consiste en la estimulación de ciertas estructuras cerebrales profundas. Su principal ventaja, es la reversibilidad del procedimiento y la posibilidad de adecuar los diversos parámetros de estimulación

tratamientos-frecuentes-utilizados-en-la-enfermedad-de-parkinson

  • Fisioterapia

En la actualidad, se cuenta con diversas terapias, las cuales pueden realizar una serie de mejoras en la calidad de vida de los pacientes con Parkinson. Ellas permiten facilitar la vida con esta enfermedad y ayudar a enfrentar sus síntomas día a día. De acuerdo a evidencia recolectada recientemente, se ha logrado establecer, que cuando se realiza un incremento del ejercicio, a dos horas y media a la semana, se puede lograr el retraso de la progresión de los síntomas de Parkinson. Dentro de estos ejercicios, se han logrado encontrar respuestas interesantes, mediante la implementación de yoga y de tai chi.

Efectos adversos del empleo de fármacos

Existen una gran cantidad de fármacos, empleados para manejar la enfermedad de Parkinson. Dentro de ellos, se pueden mencionar: Pramipexol, Rasagilina, Levodopa, Rotigotina, Apomorfina y  Ropinirol. Dentro de los efectos adversos observados destacan: pesadillas, cefaleas, somnolencia, náuseas, hipotensión, edema, fluctuaciones en el desempeño motor y trastornos del control de impulsos.

En búsqueda de otras soluciones terapéuticas

Desde hace unos meses, se han venido concretando ciertas estrategias, que permiten favorecer una mejor calidad de vida en personas que padecen Parkinson. Esto posiblemente es la concreción de estudios antecedentes. Por ejemplo, el año 2015, se realizó un estudio con veteranos chinos de guerra, logrando establecer, que la realización de ejercicios relacionados con la búsqueda de formas físicas para estimular el funcionamiento adecuado del cerebro y recobrar o mantener las condiciones físicas.

A finales del año 2019, se realizó un estudio para establecer las percepciones de la inestabilidad postural. Profundizando, como esa forma de alteración del equilibrio, afecta negativamente el estilo y calidad de vida. Hasta donde se ha podido investigar, este es un estudio nunca antes realizado. Por medio de él, se ha logrado descifrar cualitativamente, cómo los pacientes con Parkinson perciben el concepto de equilibrio.

Además de ello, establecer sus creencias acerca de su capacidad para influir en su equilibrio. A pesar de que ya se sabe, que el ejercicio logra mejorar muchos de los síntomas del Parkinson, incluyendo el equilibrio, la mayoría de las personas diagnosticadas permanece físicamente inactivas.

Este estudio fue apoyado por becas de la Escuela de Doctorado en Ciencias de la Salud. Además de ser respaldado por  el Consejo de Investigación Sueco para la Salud, la Vida Laboral y el Bienestar (FORTE). Fue publicado en la revista Physical Therapy en noviembre de 2019. Uno de los grandes logros de este estudio, es que logra descifrar ciertas claves que pueden ser incorporadas por los fisioterapeutas. Sobre todo, para mejorar los enfoques motivacionales y las estrategias de comunicación empleadas por estos profesionales.

¿Puede el ping pong reducir los síntomas de Parkinson?

Hasta la fecha, no existe una cura para la enfermedad de Parkinson. Tomando esto como referencia, algunos científicos de la Universidad de Fukuoka de Japón realizaron un experimento muy novedoso. Ellos decidieron comprobar el potencial terapéutico del ping pong, a fin de tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson. Esto incluyó otras patologías relacionadas con el funcionamiento inadecuado del cerebro.

puede-el-ping-pong-reducir-los-sintomas-de-parkinson

Ellos, partieron de conocer, que este deporte requiere una perfecta coordinación visual y el movimiento del brazo y la mano. Es decir, una coordinación mano-ojo aguda, además del despliegue de reflejos rápidos, el estado de alerta y la sincronización.

Por ello, los científicos dedujeron, que mediante el ping pong, se podrían ejercitar todas estas destrezas. Esta viene a ser, por lo tanto, una fisioterapia, novedosa y divertida para mejorar los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

¿En qué consistió este estudio?

Este interesante estudio, consideró un universo de doce personas cuyo promedio de edad, fue de 73 años. Todas ellas, habían sido diagnosticadas con enfermedad de Parkinson de leve a moderada, unos siete años antes de este estudio.

Al iniciar el estudio, cada uno de los participantes participó en un proceso de evaluación de su sintomatología. La idea, era establecer, un plano base de sus síntomas y la gravedad de los mismos. Se hicieron evaluaciones a mitad del estudio y al final del mismo.

El estudio, estableció la participación de los pacientes en sesiones de cinco horas de ping pong a la semana, durante seis meses consecutivos. Las sesiones realizadas, contaron con el soporte técnico de un jugador profesional de ping pong. Se iniciaba siempre con sesiones de calentamiento mediante estiramientos, para luego recibir las instrucciones para el entrenamiento.

De acuerdo a los resultados, se observó que al final de este experimento, todos los participantes, mostraron mejoría en los síntomas de la enfermedad. Observándose que la casi totalidad de los participantes, lograron realizar una gran cantidad de tareas cotidianas. Dichas tareas, fueron realizadas de una forma más eficiente que antes de participar en este novedoso programa. Los hallazgos de este innovador estudio, iban a ser presentados en la 72ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología en Canadá en mayo de 2020.

Dentro de las mejoras observadas, se incluyen: incremento en la habilidad para levantarse de la cama, hablar, vestirse, caminar e incluso escribir. De hecho, muchos participantes, antes del programa de ping pong, debían realizar varios intentos para levantarse de la cama. Esto mejoró sustancialmente y el promedio final de los intentos, fue de uno.

Concluyendo

Todas las bondades encontradas en este novedoso estudio, tales como la mejora postural, y la disminución de la rigidez del cuello, son muy alentadoras. Eso sin considerar, la mejora en la expresión facial y la disminución de los temblores en las extremidades, son de alto interés para la ciencia.

Pienso que ideas novedosas, que permitan la interacción de diversos componentes del organismo hacen la diferencia. Sobre todo, cuando se compara con terapias clásicas de uso de fármacos., que como bien se sabe nunca dejan de influir negativamente en el cuerpo humano.

Es bien conocido desde hace mucho tiempo, que el ping pong, es capaz de desarrollar agudeza mental. Esto se ha estudiado y se sabe que involucra tres factores esenciales: la velocidad, el giro y la colocación de la pelota. Ellos en conjunto favorecen el entrenamiento mental para la resolución de acertijos.

Y claro está, esto conlleva a una mejora sustancial de los reflejos, logrando a su vez potenciar los movimientos musculares finos y gruesos. Incluso, la interacción que se entabla entre quienes lo practican, mejora enormemente los problemas de comunicación.

Mi seguidora de Nevada, quedó realmente muy impactada. Y me comentó, que a pesar de haber practicado este deporte toda su vida, no imagino este punto de vista. Se mostró muy agradecida y me comunicó, que la persona cercana es una querida tía, hermana de su madre. Hace unas dos semanas se comunicó conmigo y aunque no lo crean, su tía, practica ping pong con ella, dos veces a la semana y de verdad ha mejorado mucho su equilibrio y también su forma de hablar. Mas feliz no pude sentirme y recordé el estudio de las percepciones realizado el año pasado. Pude comprobar, que mi seguidora, realmente pudo conectarse emocionalmente y de una forma adecuada con su amada tía.

“Si bien este estudio es pequeño, los resultados son alentadores porque muestran que el ping pong, una forma de terapia relativamente económica, puede mejorar algunos síntomas de la enfermedad de Parkinson. Se está planeando un estudio mucho más grande para confirmar estos hallazgos”

 Dr. Ken-ichi Inoue

 Universidad de Fukuoka, Japón

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

Compras    1-800-641-6802  ABIERTO Lunes – Domingo 8 am-Media noche