fortalece-sistema-inmune-con-toronjil
☑️ Cómo Fortalecer El Sistema Inmunológico Con Toronjil
June 2, 2021
conoce-propiedades-curativas-del-arandano-rojo-o-cranberry
☑️ Conoce Las Propiedades Curativas Del Arándano Rojo o Cranberry
June 4, 2021

☑️ Descubren Una Nueva Implicación Por Falta De Vitamina D

descubren-una-nuva-implicacion-por-falta-de-vitamina-d

La vitamina D no deja de causar asombro entre la comunidad científica. Muchos investigadores ya han determinado que, niveles inadecuados de la misma pueden acarrear ciertos efectos perjudiciales. De hecho, esta vitamina ha sido asociada con un adecuado funcionamiento del sistema inmunológico, lo cual conlleva una mejoría del desempeño de células responsables de luchar contra virus y bacterias.

Este tema toca nuevamente la puerta, debido a la solicitud de una seguidora de Dakota del Norte. Su nombre es Daphne y me comentó que le encanta disfrutar en familia de los paisajes naturales que posee su estado natal. De hecho, algunos nietos se han sumado a practicar senderismo con ellos en un lago cercano a su casa.

Cuando hizo contacto conmigo se mostró un poco preocupada, pues a inicios de la primavera sintió un poco de fatiga muscular. Ella en ese momento no comprendía lo que le estaba sucediendo. Sin embargo, luego de intercambiar mensajes con ella detecté, que a raíz de la cuarentena  vivida,   ella había cambiado ciertos hábitos. Uno de ellos fue dejar de tomar el sol a diario y evitar algunos alimentos que son fuente importante de vitamina D.

Últimamente se han realizado ciertas investigaciones, que permiten establecer la importancia de la vitamina D para el adecuado desempeño muscular.  Además de ello, se ha logrado detectar que la vitamina D mitiga los procesos inflamatorios, incluyendo las respuestas inmunitarias hiperactivas. Incluso estudios más recientes han desvelado que, niveles insuficientes de esta importante vitamina pueden perjudicar el funcionamiento del sistema musculoesquelético.

Por ello, compartí información acerca de hallazgos recientes sobre este tema con Daphne. Debido a que el déficit de vitamina D, se ha incrementado durante el confinamiento, decidí compartirlo en mi página.

Recordando algunas generalidades acerca de la vitamina D

En muchas ocasiones lo he mencionado, pero no está demás volverlo a recordar. La vitamina D ingerida mediante los alimentos de origen vegetal es conocida como vitamina D2 o ergocalciferol. A su vez, la vitamina D obtenida a partir de alimentos de origen animal se denomina vitamina D3 o colecalciferol. Vale destacar que la vitamina D3 es también producida a nivel de la piel, mediante la luz UV.

Es importante resaltar, que tanto la vitamina D2 como la vitamia D3 al ingerirlas en los alimentos llegan al hígado mediante una proteína transportadora de vitamina D. Luego de allí pasa a los riñones y se convierte en su forma activa denominada calcitriol. Esta forma activa de la vitamina D favorece la absorción de ciertos minerales, favoreciendo la adecuada remineralización esquelética.

Una de las funciones más destacadas de la vitamina D es la absorción y utilización del calcio y fósforo en los huesos. Este proceso permite regular los niveles de calcio a nivel sanguíneo, además de su absorción a nivel intestinal y óseo. La vitamina D es considerada por los expertos como una sustancia con acción hormonal, capaz de regular la absorción activa de calcio y fósforo.

Se ha estudiado además que el magnesio puede ayudar a regular los niveles de vitamina D, asi como a mejorar la resistencia de los huesos,  Según investigaciones de Expertos del Centro Oncológico Vanderbilt-Ingram de Tennesse,  el magnesio aumenta los niveles de vitamina D en las personas que necesitan y los reduce al tener exceso de esta vitamina en el organismo.

Requerimientos de vitamina D

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los requerimientos de vitamina D dependen principalmente de la edad.

Así tenemos:

  • De cero a doce meses: 400 UI
  • De uno a trece años: 600 UI
  • Adolescentes entre 14 y 18 años: 600 UI
  • Adultos de 19 a 70 años: 600 UI
  • Adultos mayores de 71 años: 800 UI
  • Mujeres embarazadas y lactando: 600 UI

requerimientos-de-vitamina-d

¿Cuáles son los grupos de riesgo ante una deficiencia de vitamina D?

De acuerdo a diversas investigaciones se ha logrado establecer, que la deficiencia de vitamina D está asociada a la presencia de raquitismo en niños, osteomalacia en adolescentes y adultos y osteoporosis en adultos mayores. Incluso puede estar asociada a diversos tipos de cáncer, enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares.

Las fuentes alimentarias naturales no fortificadas no proveen niveles adecuados de vitamina D. Por ello, es importante considerar el empleo de alimentos enriquecidos con esta vitamina y la exposición a la luz solar. Sin embargo, algunos grupos podrían necesitar el empleo de suplementos para poder equilibrar sus necesidades de esta vitamina.

Dentro de estos grupos de riesgo se destacan:

  • Lactantes

Los bebés que están siendo amamantados no logran satisfacer plenamente sus necesidades de vitamina D. Esto se debe a que la leche materna por si sola no suple los requerimientos necesarios. Según la AAP todos los bebés y niños deben consumir como mínimo de 10 mcg o 400 UI (unidades internacionales) de vitamina D.

Ello debería comenzar poco tiempo después del nacimiento y hasta el momento del destete, cuando solo se alimentan de leche materna.

Los suplementos de vitamina D administrados a la madre, como Vitamin D3 + K2 10000 IU, pueden elevar los niveles de esta vitamina en la leche. De acuerdo a la Academia Americana de Pediatría (AAP) se sugiere, que los niños se mantengan alejados de la luz solar directa los seis primeros meses de vida.

Además de ello, es esencial emplear protector solar cuando sea inevitable que estén al aire libre. Como se sabe, ello impide la producción natural de vitamina D. De allí la importancia de acudir al pediatra en busca de recomendaciones.

La mayoría de las fórmulas para bebés contienen un mínimo de 400UI de vitamina D. Por ello, cuando el bebé que toma formula alcanza las 32 onzas (aproximadamente un litro), no necesita continuar con el suplemento. Esta cantidad, también se puede lograr con un litro de leche entera fortificada con vitamina D. Sin embargo, la misma solo se recomienda a partir de los doce meses de edad.

  • Adultos mayores

A medida que se envejece, se incrementan los riesgos por insuficiencias de vitamina D. esto en parte se debe a la pérdida de la capacidad de síntesis de vitamina D. Además de ello, las personas de la tercera edad tienden a mantenerse más tiempo dentro que fuera de casa, en comparación con personas más jóvenes.

  • Personas que se exponen muy poco al sol

Muchas personas, bien por limitaciones físicas o enfermedades tienden a permanecer confinadas, no pudiendo alcanzar niveles adecuados de vitamina D. Esto ocurre también en personas, que por motivos religiosos o culturales cubren su cabeza o emplean túnicas que cubren su cuerpo. Además de ello, es frecuente en quienes aun exponiéndose al sol, emplean ropa con mangas largas, sombreros o protectores solares.

  • Personas con patologías que impiden la absorción adecuada de las grasas

Debemos recordar, que la vitamina D es liposoluble. Por ello, su adecuada absorción a nivel intestinal, está condicionada por la absorción de la grasa dietética. Dentro de las patologías que impiden una adecuada absorción de las grasas destacan la fibrosis quística, colitis ulcerosa y las enfermedades celíacas, hepática y de Crohn.

  • Personas que padecen patologías crónicas

Se ha observado también, que quienes padecen de enfermedades granulomatosas también poseen niveles inadecuados de absorción de vitamina D. Estas enfermedades son causadas por inflamación celular crónica, destacando entre ellas la tuberculosis, histoplasmosis y sarcoidosis.

Las deficiencias de vitamina D, también son observables en personas con linfomas, hiperparatiroidismo, enfermedades renales y enfermedad hepática crónica.

  • Personas de alto índice de masa corporal o con bypass gástrico

Los individuos con un índice de masa corporal (IMC) de 30 u obesos, presentan bajos niveles sanguíneos de vitamina D3. A pesar de que la grasa no afecta directamente la capacidad de la piel para sintetizar vitamina D, se ha observado que la grasa subcutánea de alguna forma “secuestra” la vitamina D.

Por ello, las personas obesas requieren consumir mayores cantidades de vitamina D. Esto, con la finalidad de contar con niveles de vitamina D semejantes a las personas de peso promedio.

Es importante resaltar, que también quienes se han practicado cirugía de bypass gástrico podrían presentar deficiencias de vitamina D. Se sabe que, durante este procedimiento una gran parte de la porción superior del intestino delgado queda inhabilitado. Y es precisamente dicha zona, donde tiene efecto la absorción de vitamina D.

Cómo mejorar los niveles de vitamina D

Existen algunas formas sencillas de incrementar los niveles de vitamina D en el cuerpo. Dentro de ellas mencionamos.

  • Ingerir alimentos con niveles importantes de vitamina D. De acuerdo a los institutos nacionales de salud, estos son los alimentos con mayores contenidos de vitamina D en Unidades Internacionales (UI):
    • Aceite de hígado de bacalao, una cucharada: 1.360 UI equivalente al 170% de la Ingesta Diaria Recomendada (IDR)
    • Trucha arco iris de factoría, 3 onzas: 645 UI (81% IDR)
    • Salmón rojo cocido, 3 onzas: 570 UI (71% IDR)
    • Setas blancas crudas expuestas a la luz ultravioleta, ½ taza: 366 UI (46% IDR)
    • Huevo revuelto, uno grande (la vitamina D se encuentra en la yema) 44 UI (6% IDR)
    • Hígado de ternera cocido, 3 onzas: 42UI (5% IDR)
    • Queso cheddar, 1 onza: 12 UI (2% IDR)
  • Tomar el sol de forma controlada
  • Tomar suplementos de vitamina D

como-mejorar-los-niveles-de-vitamina-d

Científicos descubren una nueva implicación por la falta de Vitamina D

Como se ha dicho anteriormente, la principal forma de obtener vitamina D es con la exposición al sol.  Aún así, hay una gran deficiencia de vitamina en Norte América, específicamente en Estados Unidos y Canadá. Si,  y de acuerdo a investigaciones, la mitad de la población mundial puede tener deficiencia de vitamina D.

Un nuevo estudio científico publicado recientemente logró establecer, que una deficiencia de Vitamina D perjudica la función muscular. Este estudio fue realizado en el Instituto Garvan de Investigación Médica en Australia. Esta investigación fue liderada por el Dr. Andrew Philp, con apoyo de investigadores de diversas universidades.

En el ser humano, los niveles más frecuentes de vitamina D se ubican entre 40 y 50 nanomoles por litro. Así, cuando los niveles caen por debajo de 12 nanomoles por litro, se considera deficiencia aguda.

Finalizado el estudio, se estableció que la función mitocondrial del sistema musculoesquelético presentaba un deterioro del 37%.

Implicaciones de este importante estudio

Los investigadores lograron establecer, que los resultados del estudio no estuvieron influenciados por la disminución del número de mitocondrias, ni la reducción de la masa muscular. Por ello, el Dr Philp enfatizó: “Nuestros resultados muestran que existe una clara relación entre la deficiencia de vitamina D y la capacidad oxidativa del sistema musculoesquelético”.

Con esta afirmación, los investigadores estaban corroborando que la vitamina D disminuye la capacidad de funcionamiento de las mitocondrias musculares. Es decir, inciden en su desempeño, sin reducir el número de mitocondrias.

Según los científicos, estos resultados permiten inferir que la deficiencia de vitamina D podría perjudicar la función mitocondrial muscular. Esto podría conllevar a una reducción de las cantidades de energía producida en los músculos, generando una ineficiencia musculoesquelética.

Esta importante investigación muestra, que es muy importante prevenir la deficiencia de vitamina D en adultos mayores. Por ello, lograr mantener niveles adecuados de vitamina D podría favorecer el mantenimiento del rendimiento muscular. Esto permitiría reducir el riesgo de enfermedades musculares, como la sarcopenia.

De acuerdo al equipo de científicos, estos importantes hallazgos abren las puertas de próximas investigaciones. Entre ellas, las relacionadas con los efectos directos de la deficiencia de vitamina D sobre el funcionamiento y potencia muscular, ello incluye una disminución de energía a nivel de todos los músculos del cuerpo.

Concluyendo

La síntesis cutánea constituye la fuente más importante de vitamina D para muchas personas. Cabe destacar, que el aporte actual en la alimentación es bastante bajo, esto genera una serie de enfermedades asociadas a su deficiencia, en especial raquitismo, osteomalacia y osteoporosis.

De hecho, muchos adultos mayores sufren sus efectos por la falta de exposición a la luz solar directa. A su vez, el envejecimiento también impide una adecuada síntesis a nivel de la piel. Esto genera otras patologías vinculadas a enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

Un nuevo estudio de laboratorio ha llamado la atención de la ciencia, pues trata de explicar un efecto observado en diversas personas, en especial en adultos mayores. Se trata de la pérdida de energía muscular, por la deficiencia de vitamina D. Este efecto fue corroborado a nivel experimental, se espera que en poco tiempo se realice a nivel clínico.

Para Daphne, el material que le envié, le mostró algunos elementos que había descuidado y otros nuevos para ella, dicha información es la que comparto en el post. Cuando se comunicó conmigo nuevamente hace unas dos semanas, se sentía muy animada. Me comentó, que retomó sus rutinas de realizar a diario baños de sol en el jardín de su casa.

Además de ello, incluyó nuevamente en su dieta algunos pescados grasos como el salmón y la trucha. Por supuesto, me comentó que ella y su esposo, también incorporaron mi suplemento exclusivo de vitamina D. Todos estos refuerzos han permitido que ellos sigan disfrutando familiarmente de su hermosa práctica de senderismo.

“Nuestros resultados demuestran que existe una clara relación entre la carencia de vitamina D y la capacidad oxidativa del sistema músculoesquelético, una importante medida de la salud muscular. El estudio es una prueba crucial que refuerza el papel central que desempeña la vitamina D en nuestra salud”

Dr. Andrew Philp, PhD

Instituto Garvan de Investigación Médica – División de Diabetes y Metabolismo

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

Compras    1-800-641-6802  ABIERTO Lunes – Domingo 8 am-Media noche