signos-de-que-estas-consumiendo-demasiada-sal
☑️ 7 Signos De Que Estás Consumiendo Demasiada Sal
February 10, 2021
colina-podria-ser-crucial-para-la-salud-del-higado
☑️ La Colina Podría Ser Crucial En la Salud De Tu Hígado
February 12, 2021

☑️ Cómo Eliminar Los Pesticidas De Las Frutas y Vegetales

como-eliminar-los-plaguicidas-utilizando-productos-naturales-acidos-como-el-vinagre

Es una manifestación  muy clara de los nutricionistas el afirmar que los vegetales y frutas, son indispensables en una alimentación saludable. Esto se debe a la alta proporción de compuestos bioactivos, además de altos niveles de vitaminas, minerales y fibras que los conforman. Cada día, los consumidores son más conscientes de esta realidad, por ello, las últimas décadas se ha incrementado su producción a nivel mundial.

Sin embargo, esta gran oferta de producción, ha sido posible debido al empleo intensivo de plaguicidas y modificaciones genéticas. Este proceso de industrialización de la agricultura, ha traído como consecuencia, la presencia de muchos residuos químicos en los alimentos. Este tema tan actual, hoy se muestra debido a solicitud de una seguidora de Nebraska, Lucy quien es una preocupada madre, que procura alimentar sanamente a su familia.

Algunos inconvenientes ocurridos en su casa, la han puesto muy escéptica a la hora de adquirir vegetales frescos. Ella me comentó, que a mediados del verano pasado, adquirió unas fresas que ocasionaron reacciones indeseables a su hijo menor. Al parecer, el niño tomó descuidadamente estos frutos antes de ser lavados y su boca y labios sufrieron cierta inflamación.

Inicialmente no sabían de qué se trataba, pero luego descubrieron la verdad al ocurrir esto a un niño vecino, causando mucho impacto en ella. Por esta razón Lucy se comunicó conmigo y me solicitó algún método natural para eliminar los peligrosos químicos presentes en los vegetales. Al comprender su situación, compartí con ella, ciertas recomendaciones sencillas, pero efectivas.

Estas recomendaciones han sido aprobadas por algunos organismos reconocidos, además de haberse sometida a una serie de pruebas. El tema de los tóxicos en los alimentos, enciende las alarmas en los hogares. Debido a su importancia, decidí compartir esta interesante información en mi página.

Algunas reflexiones acerca del empleo de químicos en la agricultura

De acuerdo a los expertos, el proceso de la industrialización del sector agrícola ha incrementado la contaminación química. Los causantes principales de esta contaminación son los agroquímicos empleados a nivel agrícola y en áreas verdes urbanas. La mayoría de ellos, busca minimizar el efecto del ataque de diversas plagas. Ellas dañan cultivos, ganado, aves de corral e incluso ocasionan enfermedades que afectan al hombre.

En este caso, me refiero a los controles que se realizan para mantener a raya, ciertos insectos que son vectores de muchas enfermedades virales como la malaria, dengue, chikungunya y zika. Ahora bien, estas medidas empleadas a nivel mundial, afectan en gran magnitud la salud humana y el equilibrio medioambiental. Cabe destacar que desde 2007, asociaciones agroecológicas trabajan en algunas vías alternativas de producción agrícola.

Por ello, al considerar la necesidad urgente de enfoques más sostenibles y amigables con la naturaleza, han surgido grandes propuestas globales. Ellas buscan minimizar el empleo de agroquímicos en el control de plagas en diversos cultivos, en especial frutas y hortalizas. Los que me conocen, saben que siempre he preferido, incluir en mi dieta familiar productos orgánicos. Esto ha sido siempre un punto de honor, al recomendaros frutas y vegetales.

Actualmente, el empleo de plaguicidas es una práctica muy común. De acuerdo a las investigaciones, se utilizan de forma generalizada con el objeto de garantizar la producción comercial. Sin embargo, no es un secreto que sus efectos biocidas son muy generales. Por ello, sus consecuencias afectan a los agricultores, consumidores y al medio ambiente.

Según los expertos, durante las últimas décadas, se han ido retirando muchos de los plaguicidas de mayor toxicidad. Entre ellos destacan algunos productos organoclorados, utilizados durante mucho tiempo en el control de plagas agrícolas y domésticas. Incluyendo el control de insectos vectores de enfermedades contagiosas.

¿Qué se entiende por pesticida?

Este término es equivalente al de “plaguicida”. Según la FAO y la OMS,  abarca los diversos ingredientes activos bajo cualquier forma. “El término generalmente se asocia con materiales destinados a matar o controlar plagas (insecticidas, fungicidas, herbicidas, rodenticidas, nematicidas)”. Sin embargo, es importante mencionar que aquí se pueden incluir ciertos materiales utilizados para modificar el comportamiento o fisiología de plagas.

Es decir, puede abarcar los repelentes de insectos, inhibidores de germinación, conservantes de la madera y productos químicos para jardinería. En forma general, los plaguicidas pueden clasificarse en función de varios parámetros. Ello incluye, su modo de penetrar la planta o la plaga, tipo de plaga que combate y su composición química.

Principales plaguicidas empleados a nivel agrícola y sus efectos sobre la salud

Por su composición química los plaguicidas pueden clasificarse en cuatro grupos: organoclorados, organofosforados, carbamatos y piretroides.

  • Organoclorados

Entre los organoclorados más conocidos, se menciona el dicloro difenil tricloroetano (DDT). Este insecticida permitió erradicar muchas enfermedades tropicales después de la segunda guerra mundial.

Actualmente se prohíbe su uso en la mayoría de los países desarrollados. Esta medida obedeció a su baja volatilidad y su capacidad de bioacumulación en las grasas corporales. Estas características, lo constituyen en un compuesto capaz de producir desequilibrios cardiovasculares, hipertensión, afecciones en glándulas suprarrenales y cerebro.

principales-plaguicidas-empleados-a-nivel-agricola-y-sus-efectos-en-la-salud

  • Organofosforados  

Otro grupo de plaguicidas, son los organofosforados. Ellos son empleados de forma generalizada actualmente, no solo a nivel agrícola sino también industrial y doméstico. Poseen mayor solubilidad en agua que los organoclorados y se descomponen más rápidamente.

  • Carbamatos

: En cuanto al grupo de los carbamatos, corresponde a plaguicidas altamente solubles en solventes orgánicos (acetona, metanol), utilizados en cultivos y ganado.

  • Piretroides

El ultimo grupo correspondiente a los piretroides, se trata de plaguicidas, utilizados de forma amplia, incluyendo uso veterinario. Son utilizados en insecticidas domésticos, en champú para piojos y en plaguicidas para granos, hortalizas y frutos. Son considerados los menos tóxicos, pero actualmente investigadores franceses encontraron algunos efectos de posible neurotoxicidad. Esto se verificó en niños desde la edad fetal, hasta los seis años de edad.

Según la OMS, los plaguicidas pueden clasificarse en función de sus efectos potenciales para la salud. De esta forma, se encuentran los cancerígenos (generan cáncer), neurotóxicos (lesionan el cerebro) o teratógenos (afectan al feto).

Cabe destacar que este proceso de clasificación, es denominado “identificación de los peligros”, siendo considerado el primer paso en la “evaluación de los riesgos”. A manera de ejemplo, la clasificación de las sustancias, conforme a su carcinogenicidad para los seres humanos, labor realizada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, adscrito a la OMS.

Lista de alimentos de la “docena sucia” para 2020 (Environmental Working Group) EWG

Esto se ha visto en otras ocasiones, se trata de la lista de las doce frutas y verduras con mayores cantidades de residuos de pesticidas. Ella es publicada anualmente bajo el nombre de “docena sucia”. Esta iniciativa la realiza el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG), una organización que funciona sin fines de lucro. Para el cierre del 2019, la clasificación de la “docena sucia” estaba compuesta, en orden de importancia, de esta forma:

  • Fresas
  • Espinacas
  • Kale
  • Nectarinas
  • Manzanas
  • Uvas
  • Melocotones
  • Cerezas
  • Peras
  • Tomates
  • Apio
  • Patatas

Esta lista surge del procesamiento de los datos obtenidos del Programa de datos de Pesticidas de USDA. Se encontró que un 55% de las muestras de fresa y 52% de las de espinaca, presentaron residuos de piretroides. Y así el resto de los productos de esta lista presentaron altos niveles de contaminación por plaguicidas en las muestras analizadas.

¿Dónde se acumulan los plaguicidas en los vegetales ?

De acuerdo a los investigadores, los plaguicidas por lo general se acumulan en la cáscara, la piel o la cutícula de frutos y hortalizas. El plaguicida ubicado en esos sitios, puede ser lavado por la lluvia, degradado por la luz solar o por bacterias. Sin embargo, en dichas superficies permanecen residuos. Algunos estudios han detectado organofosforados en las cáscaras de papas, nectarinas, manzanas, peras, cerezas, uvas y tomates.

donde-se-acumulan-los-plaguicidas-en-los-vegetales

Vale destacar que cuando se realizan ciertos procedimientos a nivel doméstico, se logra reducir los niveles de residuos de plaguicidas. Dentro de estas formas comúnmente empleadas, se incluye el lavado con agua corriente, el pelado, el escaldado y la cocción.

Lamentablemente, el empleo no selectivo de plaguicidas busca incrementar los rendimientos al eliminar la mayor cantidad de plagas. Esta práctica actualmente muy extendida, siempre deja muchos residuos en los cultivos, incluyendo, los frutos y hortalizas. Se sabe que estos plaguicidas, una vez dentro de nuestro organismo, producen una serie de efectos negativos.

Algunas pruebas realizadas para remover plaguicidas de frutas y hortalizas

La exposición permanente a los pesticidas debida a la ingesta de alimentos contaminados, posee un efecto negativo sobre la salud. Se ha observado que su ingestión provoca diversas patologías. Dentro de ellas destacan: trastornos neurológicos, renales, circulatorios, cardiovasculares y reproductivos. Este estudio fue publicado en la revista Scientific Reports el año 2019.

En este estudio, los científicos al emplear productos de fácil acceso a nivel doméstico, encontraron ciertos hallazgos interesantes. Dentro de ellos se utilizaron: soluciones ácidas en base a ácido acético (vinagre) y ácido cítrico. Se incluyeron también, soluciones alcalinas empleando bicarbonato de sodio y cloruro de sodio (sal común). Además de ello, se emplearon soluciones extraídas de fuentes vegetales (ajo, jengibre, limón y rábano).

Todas estas soluciones fueron probadas en cuanto a su eficacia para eliminar los residuos de pesticidas en hojas de espinaca. Una vez finalizado el estudio, se logró demostrar que es posible combatir el uso indiscriminado de plaguicidas. De acuerdo a los investigadores, esto puede lograrse mediante el remojo de las espinacas. El mejor tratamiento fue el de la solución ácida de ácido acético al 10%.

Los investigadores observaron que, la solución ácida fue más eficiente para eliminar los residuos de piretroides, organoclorados y organofosforados. Ello, en comparación con el empleo de las soluciones alcalinas y biológicas. Por esta razón los investigadores aseguran que, a nivel doméstico, es posible descontaminar las hortalizas de forma sencilla. Una buena opción, ya comprobada mediante pruebas, es el vinagre y el agua de grifo.

Recomendaciones sencillas para evitar los plaguicidas en frutas y hortalizas

1. Lavar las frutas y hortalizas bajo el agua corriente del grifo

Esta forma,  es la más acertada para eliminar residuos de tierra, polvo y sucio. Permite eliminar algunos restos de pesticidas de las superficies, sobre todo al emplear agua tibia y frotamos. De ser necesario, en algunos tubérculos y raíces se puede emplear un pequeño cepillo, procurando lavar más de una vez las superficies con grietas. De acuerdo a la Estación Experimental Agrícola de Connecticut, el lavado es muy importante.

En efecto, ellos demostraron las bondades del enjuague de frutas y vegetales.  Para ello emplearon agua corriente, logrando eliminar el 75% de los plaguicidas presentes en diversas frutas y vegetales.  Esto es fácilmente utilizable en manzanas, peras, mangos, uvas, guayabas, fresas, ciruelas, melocotones, tomates, berenjenas batatas y papas.

2. Emplear toallas o servilletas de papel

Esta práctica es muy importante, su empleo facilita la absorción al papel de cualquier pequeño residuo de sucio o plaguicida. Además de ello, en una superficie bien seca no se adhieren bacterias, ni prosperan los hongos. Esto se debe realizar inmediatamente después del lavado. En el caso de vegetales de hoja, se pueden dejar escurrir sobre un colador. O con una centrífugadora, se podrá eliminar el agua y el exceso de humedad, rápidamente.

3. Eliminar la cáscara o cubierta externa

Diversos estudios realizados, demuestran que muchos plaguicidas son retenidos en la superficie o cáscara de las hortalizas. De allí la importancia de retirar siempre que sea posible, esta porción de frutas y verduras. Por ello, se debe remover la cubierta de zanahorias, patatas, batatas, rábanos y remolacha, entre otras. Por lo general, es posible mediante esta práctica, disminuir los niveles de plaguicidas adheridos en las superficies.

Incluso, existen una cantidad de frutos que para su comercialización y alargar su vida útil, son sometidos a un proceso de encerado. Entre ellos destacan: aguacate, manzana, piña, mango, naranja y pepino. Este proceso proporciona una mejor apariencia, realza el brillo y los colores y genera aspecto de limpieza. Sin embargo, algunos residuos pueden permanecer debajo de la cera. De allí, la importancia de remover esta capa externa.

¿Cómo eliminar los plaguicidas utilizando productos naturales ácidos como el vinagre?

De acuerdo a The Environmental Working Group, el ácido acético presente en el vinagre blanco, ayuda a remover residuos de pesticidas. Esto ya ha sido comprobado en algunos estudios recientes. Además, el ácido acético elimina hasta el 98% de las bacterias presentes en la piel de frutas y verduras.

como-eliminar-los-plaguicidas-utilizando-productos-naturales-acidos-como-el-vinagre

¿Cómo realizarlo?

  • Añadir en un recipiente hondo perfectamente limpio dos litros de agua filtrada y previamente hervida (el equivalente a 10 tazas de agua)
  • Agregar 250cc o el equivalente a una taza de vinagre
  • Colocar las frutas que previamente han sido lavadas bajo el grifo en esta solución durante unos veinte minutos
  • Lavar nuevamente con agua del grifo y seca muy bien de acuerdo a lo mostrado anteriormente.

Concluyendo

Actualmente, los pesticidas o plaguicidas son uno de los principales insumos utilizados para aumentar la productividad agrícola de los cultivos. Muchos de los residuos que permanecen en los productos de origen vegetal, producen diversas patologías en los consumidores.

Dada la importancia, del consumo de este tipo de alimentos en la nutrición humana, la FAO propuso una excelente iniciativa. La misma se formalizó el 15 de diciembre de 2020.

De esta forma, se planteó que el año 2021 fuera considerado el Año Internacional de las Frutas y Vegetales.  La idea de este proyecto, persigue impulsar el mejoramiento de la producción de alimentos saludables y sostenibles. Además de ello, promover la innovación y la tecnología, buscando la reducción de las pérdidas.

De acuerdo a lo mostrado, es posible minimizar la ingesta de residuos de plaguicidas en el hogar. Estas técnicas sugeridas, han sido evaluadas de forma científica y sometidas a pruebas rigurosas. Posiblemente parezcan sencillas, pero su importancia permite mantener estable la salud de la familia, especialmente la de los niños.

A Lucy, esta información, le confirmó acerca de sus dudas.  De hecho,  fue sorprendente para ella  que la fresa encabezara la lista de los productos de la “docena sucia”. Esto que compartí con ella y ahora presento en el post, le permitió asumir un rol más proactivo con respecto al lavado de las frutas y vegetales. Me comentó, que ahora más que nunca, seleccionará y realizará la higiene de sus productos alimenticios. Considera que esta información, fue muy útil para cuidar a su familia y valorar productos tan sencillos como el vinagre.

“Entre todos los tratamientos de lavado, el ácido acético (10%) resultó ser más eficaz para mitigar los residuos de organofosforados, piretroides y organoclorados que los extractos alcalinos y biológicos. Entonces, a nivel doméstico, las verduras deben lavarse con agua del grifo y con productos químicos domésticos para eliminar los residuos de contaminantes”

Dr. Muhammad Nadeem

COMSATS University Islamabad, Vehari Campus, Pakistán

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

Compras    1-800-641-6802  ABIERTO Lunes – Domingo 8 am-Media noche