tu-cuerpo-no-necesita-azúcar-añadida
¿Por Qué Tu Cuerpo No Necesita Azúcar Añadida?
January 22, 2018
síntomas-cáncer-de-vejiga
7 Síntomas Del Cáncer De Vejiga Que Debes Saber
January 25, 2018

✅ ¿Qué Es Bueno Para Desinflamar El Hígado?

cómo-desinflamar-el-hígado

Después de pasar varios días con cansancio y poco apetito, además de algo de náuseas, mi amiga Dayanna me escribió cuando su piel se tornó un poco amarillenta. En ese momento, ella decidió acudir al médico y este le informó que tenía el hígado inflamado.

Dayanna, quien es maestra de preescolar con varios años de experiencia, le asustó un poco este diagnóstico, pues normalmente siempre había sido una mujer relativamente saludable.

El problema es que ella ya estaba llegando a una edad en la que el estilo de vida comienza a pasar factura. A sus 40 años no había procurado tener un estilo de vida saludable y era muy dada a consumir productos dulces.

jugos-para-desinflamar-hígado

Ya he explicado en otros artículos que la fructosa del azúcar añadido tiende a convertirse en grasas en el hígado, lo que colapsa su capacidad de almacenar ácidos grasos y triglicéridos.

Con el diagnóstico de esteatosis hepática o hígado graso, además de las recomendaciones médicas, Dayanna me escribió para saber qué más podía hacer para mejorar su salud.

El médico le dio ciertas recomendaciones además de recetar algunos fármacos. Sin embargo, ella esperaba poder tomar control de su enfermedad y aplicar algunos remedios naturales que coadyuvaran con el tratamiento médico.

Afortunadamente, mi experiencia me había permitido recopilar algunos tratamientos naturales para desinflamar el hígado y pude compartirlas con mi amiga.

Para comprender cómo funcionan, es necesario saber qué es el hígado, cuáles son sus funciones y por qué nuestro estilo de vida lo afecta de manera directa.

El maravilloso hígado y sus funciones

El hígado es el órgano interno más grande de nuestro cuerpo.  Forma parte del sistema gástrico intestinal y lleva a cabo muchas funciones relacionadas al metabolismo, la limpieza de la sangre y la digestión.

Algunas de las funciones son las siguientes:

Síntesis de nutrientes

Como parte del sistema digestivo, el hígado procesa los nutrientes para convertirlos en sustancias que las células del cuerpo puedan utilizar.

También las almacena y las libera de acuerdo a las necesidades de las células de nuestro cuerpo.

Regulación del azúcar en sangre

Así como el páncreas libera insulina para disminuir el azúcar en sangre, el hígado convierte el glucógeno en glucosa cuando el nivel de esta sustancia disminuye.

Recuerda que la glucosa es el alimento principal de muchas células del cuerpo incluyendo del cerebro. Entonces el hígado se encarga de mantener niveles normales de este nutriente.

Producción de bilis

La bilis es una sustancia que procede de la vesícula biliar y que ayuda en la digestión de las grasas y la eliminación de toxinas del cuerpo.

Eliminación de toxinas

El hígado sintetiza y transforma sustancias nocivas en productos inofensivos para ser eliminados en la bilis o en la orina.

Esos tóxicos provienen de los alimentos que consumimos con regularidad, así como también de fármacos y del ambiente en el que nos desenvolvemos.

Producción de colesterol

El colesterol que proviene del hígado se utiliza para la síntesis de hormonas, el metabolismo de la vitamina D y la producción de bilis.

Almacenamiento de nutrientes

El hígado es una especie de alacena de nutrientes.  Allí se reservan grasas, vitaminas A, B12, D, E y K. También minerales como hierro y cobre.

Todos ellos son liberados en la medida en que las células necesitan esas sustancias para sus procesos orgánicos.

La inflamación del hígado

A la inflamación del hígado se le conoce como hepatitis y, casi siempre, es un estado temprano de diversas enfermedades.

En ese momento, el hígado se agranda lo que podría ser una evidencia de que el cuerpo trata de combatir una infección o de curar una lesión. Si la inflamación no se disminuye, con el tiempo puede dañar el hígado de forma permanente.

Si una enfermedad hepática se diagnostica y se trata a tiempo la inflamación tiende a desaparecer.

Causas

Una de las causas de la inflamación del hígado son infecciones por microorganismo como bacterias, virus y parásitos.

También algunas enfermedades genéticas pueden conducir a la inflamación hepática. El cáncer, la obesidad y el consumo de alcohol es otra de las causas.

Síntomas

Al igual que otras partes del cuerpo, cuando se inflama el hígado el área se puede sentir caliente y dolorosa.

Aunque también es posible que un hígado inflamado no cause ninguna molestia.

cómo-desinflamar-el-hígado

Normalmente los síntomas son dolores en el vientre derecho superior y dolores musculares.

Además, poco apetito, cansancio, náuseas y la coloración amarillenta de la piel, condición que se conoce como ictericia. Afortunadamente en algunos casos la inflamación del hígado es una condición reversible que se puede arreglar con modificaciones en el estilo de vida.

Consejos para disminuir la inflamación del hígado

El hígado se repara con la reconstrucción de nuevas células hepáticas que sustituyen a las antiguas.

Si el daño del hígado es repetido, se produce una cicatrización permanente del órgano. Esta condición se conoce como cirrosis.

1. Cambios en el estilo de vida

La primera acción que debemos tomar para recuperar el hígado y disminuir la inflamación es hacer cambios en la dieta y estilo de vida.

Lo principal es reducir los carbohidratos que no son saludables, es decir postres y bebidas endulzadas y también los carbohidratos hechos con féculas refinadas como pan, harina de maíz, arroz sin cáscara, etc.

Deben privilegiarse los carbohidratos como granos integrales, verduras, legumbres y frutas.

También es importante disminuir el consumo de grasas saturadas y grasas trans.  Las grasas saturadas las reconocemos porque son sólidas a temperatura ambiente y se encuentran en alimentos como carnes, productos lácteos, margarinas y mantequillas.

Las grasas trans o grasas hidrogenadas las conseguimos en comidas procesadas e industriales, tanto dulces como saladas.

Por el contrario, es mejor privilegiar el consumo de grasas buenas como las monoinsaturadas y poliinsaturadas.  Por ejemplo, las que se encuentran en semillas, aguacates, nueces, pescados grasos, etc.

Come alimentos ricos en vitamina D y E, es decir, incluye para esto hojas verdes,  cereales fortificados y huevos.

2. Disminuye la sal y evita el azúcar.

Si quieres recuperar tu hígado y disminuir la inflamación también es buena idea dejar el alcohol.

Este es uno de los remedios naturales más potentes para la reparación del hígado de manera de no someter este órgano a estrés metabólico.

Hacer ejercicios también es una excelente opción para recuperar la función hepática.

Son especialmente útiles los ejercicios aeróbicos como caminar, correr, nadar o manejar bicicleta.

Sus beneficios se potencian si no son muy intensos y los realizas durante un tiempo largo mayor a 30 minutos.

3. Hidratación adecuada

Una hidratación suficiente es primordial para el buen funcionamiento del hígado, ya que es a través de este elemento que se eliminan toxinas.

Además, sirve de vehículo para la ejecución de las reacciones químicas del organismo.

La recomendación es tomar agua pura y fresca, y no solamente la que se consume con sopas o bebidas.

La cantidad de agua depende muchísimos factores, como por ejemplo: edad, actividad física, peso, sexo, etc.

4. Semillas de comino

El comino tiene excelentes propiedades digestivas que estimulan las secreciones gástricas, esto quiere decir que favorece la digestión.

También ayuda a expulsar gases del aparato digestivo e intestinal y reduce la inflamación.

Además tiene propiedades analgésicas que disminuyen las sensaciones de dolor y de molestia en el vientre.

semillas-de-comino-para-el-hígado

Puedes agregar comino a tus comidas o también colocar una cucharadita de comino en polvo en un vaso de leche descremada. Tómalo durante una semana cada mañana.

También puede colocar una cucharilla de semillas de comino enteras en una sartén, caliéntalas un poco y agrégalas a la leche descremada.

5. Ajo

Los poderosos componentes del ajo protegen el organismo contra metales pesados y ayudan a desintoxicarlo.

De esta manera, el ajo reduce la toxicidad de varios elementos y además disminuye los síntomas asociados a estos tóxicos.

El ajo también controla la respuesta inflamatoria y fortalece el sistema inmune, lo que ayuda al hígado a luchar contra enfermedades bacterianas y virales.

ajo-para-desinflamar-hígado

Para consumirlo, agrega dientes de ajos crudos y triturados en tus platos favoritos.

También puedes comer uno o dos dientes de ajo bien masticados cada mañana en ayunas.

Ten cuidado si padeces problemas estomacales o tienes irritada la mucosa gástrica, pues podría agravarse.

6. Zanahorias y espinacas

Por un lado, Las zanahorias son fuente de antioxidantes como el betacaroteno o vitamina A que previene el cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Y no sólo eso. La zanahoria ayuda a regular el azúcar en sangre y a combatir el estreñimiento por su contenido de fibra.

Además, los antioxidantes fortalecen el sistema inmunológico, encargado de la respuesta inmune y la inflamación.

Por su parte, la espinaca contiene ácido fólico qué es beneficioso para las funciones hepáticas. También tiene un alto contenido de fibra y antioxidantes.

Puedes comer ambas verduras o vegetales juntas en ensaladas y otras preparaciones, pero también procesarlas para obtener jugo de zanahoria y espinaca.

Juntas, ayudan a desintoxicar tu organismo y coadyuvará con la función hepática. Puedes tomar esta vida desintoxicante una o dos veces al día.

7. Regaliz

El regaliz es una raíz que posee un poderoso efecto digestivo y depurativo. Son conocidas sus propiedades hepáticas ya que ayuda a limpiar el organismo y a deshacerse de sustancias tóxicas.

Para prepararlo requiere una cucharada de regaliz que puedes disolver en un vaso de leche de almendras. Mezcla muy bien y toma diariamente.

regaliz-para-el-hígado

Otra forma de consumir el regaliz es hirviendo la raíz seca y en trozos, en una proporción de dos cucharadas de la raíz para medio litro de agua.

Hierve durante unos 5 minutos. Déjalos reposar y ya puedes tomar una taza de esta infusión cada mañana, después de las comidas y también al cenar.

Estas recetas las compartí con Dayanna. Al poco tiempo de seguir las recomendaciones médicas, iniciar un cambio en su estilo de vida y consumir de manera alternada estos remedios, ella pudo mejorar su condición de salud y restituir el bienestar de su hígado.

No ha sido fácil para ella, pero la perspectiva de enfermarse de nuevo ha logrado que sea más disciplinada con su cambio de vida y de alimentación.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.”

VITA TIENDA
× Consulta sobre Pedidos