alimentos-ricos-en-vitamina-k
☑️ 9 Alimentos Ricos En Vitamina K, Nutriente Para Tus Huesos y Sangre
April 6, 2021
aceite-de-krill-podria-regular-azucar-en-sangre
☑️ Aceite De Krill: ¿Podría Regular El Azúcar En La Sangre?
April 8, 2021

☑️ Conoce Los Beneficios Y Usos Del Aceite De Semilla De Uva

beneficios-usos-aceite-semilla-de-uva

Desde hace años, la dieta mediterránea ha llamado la atención de diversos investigadores alrededor del mundo. Incluso, fue elevada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Dentro de los componentes de esta dieta mediterránea, figura el vino como un elemento esencial.,  el cual posee una serie de compuestos bioactivos como resveratrol, polifenoles, taninos y vitaminas, que influyen en sus beneficios.

De este tema hablaré porque existe un aceite muy especial elaborado con la semilla de la vid.  Esto debido a la solicitud de Mitzi, una seguidora de Alabama. Ella es una joven madre, quien desde que está criando a su bebé, ha descuidado un poco el ejercicio. Cuando era soltera solía practicar senderismo (recorrido a pie por rutas o senderos en la montaña o campo), sin embargo, desde hace unos dos años, solo ha podido realizar algunos ejercicios en casa, y comenzó a verse su piel reseca.

Buen estilo de vida, la mejor forma de tener una piel saludable

Sigo insistiendo en la necesidad de un buen estilo de vida basado en un régimen alimenticio con los nutrientes que el organismo requiere.  De igual manera, es necesario realizar actividades físicas para contribuir con  los sistemas cardiovascular, respiratorio, inmunológico y mantener el cuerpo con elasticidad y flexibilidad.  Todo esto debe ir acompañado de pensamientos de optimismo.  Estas tres aristas son realmente importante para conservar  un buen estilo de vida.  Por supuesto que la piel es un reflejo de cuán saludable puede estar la persona.

Cuando Mitzi se comunicó conmigo, quiso que le asesorara en el empleo de una alternativa natural, que le permitiera nutrir la piel sin ocasionarle efectos peligrosos.  Se ha  dicho en anteriores oportunidades que la piel es el órgano más grande que el cuerpo humano posee y debe nutrirse desde adentro hacia afuera.   Dado que he conocido las bondades del aceite virgen de semilla de uva, compartí cierta información con ella. El material que le envié, mostraba generalidades acerca de este o aceite, además de sus propiedades, beneficios y usos frecuentes.

Considerando que este tipo de alternativas naturales, son altamente beneficiosas para la salud en general, decidí compartirlo en mi página.

Generalidades del aceite de semilla de uva

Los efectos curativos del aceite de semilla de uva, aparecen en registros españoles del siglo XIV. En uno de ellos, un médico de origen árabe le sugirió a Fernando IV, rey de Castilla y León, que lo empleara en el tratamiento de problemas de la piel. Este monarca, decidió proteger su composición y lo llamó “aceite real” o “aceite del trono”.

Actualmente existe una gran cantidad de semillas de uva, generadas como subproducto de la industria vitivinícola a nivel mundial. Mediante el procesamiento de las mismas, se obtiene un aceite que exhiba cualidades muy importantes. Estas características permiten que este aceite posea un enorme potencial para la industria alimenticia, cosmética y farmacéutica.

Por lo general, el aceite de las semillas se extrae mediante el empleo de un disolvente orgánico o técnicas mecánicas. Uno de los procesos que logra retener la mayor cantidad de componentes beneficiosos, es el prensado en frío. Mediante esta metodología, no se emplea ningún tratamiento térmico o químico.

El aceite de semilla de uva, posee altos niveles de compuestos fenólicos, ácidos grasos esenciales y vitaminas. Por ello, su interés como producto alimenticio funcional. Sus compuestos fenólicos son reconocidos por ser altamente hidrofílicos, a su vez la vitamina E, los ácidos grasos esenciales y los fitoesteroles, son lipofílicos.

Este aceite presenta una serie de propiedades organolépticas poco comunes, entre ellas su aroma y agradable sabor. Por ello, posee actualmente mucha demanda a nivel mundial

El aceite de semilla de uva, gracias a su balance entre compuestos lipofílicos e hidrofílicos, logra penetrar más profundamente en la piel. Por ello se emplea comúnmente, como aceite portador.

La importancia de la extracción mecánica del aceite de semilla de uva

Según investigaciones realizadas, se ha establecido que la extracción mecánica del aceite de semilla de uva es un proceso eficiente. Al emplear este procedimiento, se evita el uso de solventes orgánicos, los cuales son altamente peligrosos para la salud. Ello permite la obtención de un aceite comestible que presenta un ligero aroma afrutado, como consecuencia de sus componentes volátiles.

Además de ello, mantiene una proporción más adecuada entre ácidos grasos saturados e insaturados. Cabe destacar que se obtienen además ciertos compuestos entre los que destacan los tocoferoles y tocotrienoles. Estos compuestos poseen una alta capacidad antioxidante, lo cual permite que protejan de los efectos del envejecimiento prematuro y la degeneración celular.

El aceite de semilla de uva contiene además algunos compuestos nutricionalmente muy importantes. Esto se debe a que, por medio de ellos, el organismo posee mayor capacidad para controlar la absorción del colesterol y reducir el padecimiento de aterosclerosis. Estos  compuestos son clasificados de forma general como fitoesteroles.

¿Por qué es tan empleado el aceite de semillas de uva?

Para entender la razón de la demanda de este aceite, es necesario partir de sus propiedades, dentro de las que resaltan:

  • Antimicrobiano
  • Antiviral
  • Antiinflamatorio
  • Astringente
  • Antioxidante
  • Antialérgico
  • Anticancerígeno
  • Cicatrizante

empleo-del-aceite-de-semillas-de-uva

  • Cardioprotector
  • Depurativo
  • Emoliente
  • Fotoprotector
  • Gastroprotector
  • Humectante
  • Inmunoprotector

Todas estas propiedades, presentadas por el aceite de semilla de uva, están asociadas con la presencia de importantes compuestos bioactivos. La ciencia los agrupó en compuestos hidrofílicos y compuestos lipofílicos.

Compuestos hidrofílicos presentes en el aceite de semilla de uva

De acuerdo a los estudios realizados se ha determinado, que el aceite de semilla de uva posee una serie de compuestos que son solubles en agua. Entre ellos, una gran cantidad de compuestos fenólicos, carotenoides, taninos y estilbenos. Destacándose el betacaroteno, un compuesto natural considerado precursor de la vitamina A. Que como sabemos, se trata de un antioxidante muy potente, pues ejerce protección sobre el sistema visual y piel.

Vale resaltar además la presencia del ácido gálico un polifenol. Los investigadores, han detectado que posee algunas propiedades biológicas muy importantes. A saber, anticancerígenas, antimicrobianas y antivirales. Estos efectos se producen gracias a su alta capacidad antioxidante, que permite atrapar de forma eficiente los radicales libres y favorecer el desempeño de los diversos sistemas corporales.

Otros polifenoles que se encuentran en el aceite de semilla de uva, son las catequinas, las epicatequinas, el trans-resveratrol y la procianidina. Se ha logrado establecer por ejemplo, que el trans-resveratrol aparte de proteger el desempeño cardiovascular, puede combatir ciertas enfermedades. Entre ellas destacan infecciones virales o bacterianas, algunos tipos de cáncer y las enfermedades de Parkinson y Alzheimer.

Los polifenoles contenidos en el aceite de semilla de uva presentan propiedades antioxidantes muy fuertes. A consecuencia de ello ejercen efectos vasodilatadores, antiapoptóticos, antitrombóticos y antiinflamatorios. Todas estas propiedades, conllevan a un gran efecto cardioprotector.

Igualmente, se sabe que los polifenoles ejercen efectos antilipémicos y antiaterogénicos. Cabe señalar que, según ciertos estudios se ha determinado que los polifenoles poseen la capacidad de inhibir la enzima convertidora de la angiotensina, asociada con la hipertensión. Por ello, se puede afirmar que los polifenoles son considerados excelentes vasodilatadores y cardioprotectores.

Compuestos lipofílicos del aceite de semilla de uva

Dentro de los compuestos solubles en grasas presentes en el aceite de semillas de uva, destaca el ácido linoleico. Este ácido es considerado un ácido graso poliinsaturado y es el más abundante en el aceite de semilla de uva prensada en frio o virgen. Su abundancia en este aceite se encuentra en el orden del 66 al 75% y ha sido asociado con muchos beneficios para la salud. Por lo general es conocido como Omega-6.

El aceite de semilla de uva, contiene además ácido oleico (ácido graso monoinsaturado), el cual se encuentra en el orden del 22%. Es conocido comúnmente como Omega-9. Se debe resaltar, como mencionamos en párrafos anteriores que este aceite cuando es prensado en frío, exhibe una alta proporción de tocoferoles y tocotrienoles.

Otros constituyentes lipofílicos, que se encuentran presentes en el aceite de semilla de uva son los fitoesteroles. Como mencionamos anteriormente, estos compuestos permiten que nuestro organismo mejore su capacidad de absorber el colesterol.

Además de ello, se ha establecido que estos compuestos impiden la liberación de sustancias proinflamatorias. Ello, mejora la capacidad de nuestro cuerpo para impedir la presencia de aterosclerosis, protegiendo así la función cardiovascular.

Además de los compuestos mencionados, el aceite de semilla de uva posee clorofila. Se ha determinado que este compuesto es rico en diversos micronutrientes. Entre ellos podemos mencionar vitaminas del complejo B, además de las vitaminas A, C, E y K. Posee también aminoácidos, minerales y enzimas.

Importancia de la vitamina E en el aceite de semilla de uva

De acuerdo a los análisis, se han encontrado cantidades de vitamina E  en este aceite que oscilan entre 1 y 53 mg por 100 g de aceite. Esto supera con creces los contenidos de vitamina E presentes en el aceite de soya y el aceite de oliva.

De acuerdo a la ciencia, la vitamina E favorece los efectos del aceite de semilla de uva. Esto se debe a que la vitamina E es necesaria para mantener el correcto metabolismo de los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) en las membranas celulares. Y el aceite de semilla de uva posee un alto contenido de PUFA. Es decir, en el orden del 85 al 90%.

De acuerdo a los estudiosos, se ha establecido que en la dieta occidental, el requerimiento metabólico basal de vitamina E debe oscilar entre 12,5 y 20 mg/día para equilibrar la ingesta típica de PUFA. De hecho, la ingesta diaria recomendada (IDR) actual es de 15 mg/día de vitamina E. Según las estadísticas, se estima que más del 90% de los adultos estadounidenses no satisfacen dicho requerimiento.

Una forma natural y estable de lograr este requerimiento es mediante la ingesta de aceite de semilla de uva. Se sabe, de acuerdo a sus componentes que posee además de efectos protectores sobre las membranas celulares, efectos neuroprotectores y antitumorales.

Beneficios del empleo del aceite de semilla de uva para la piel

Gracias a los diferentes compuestos analizados anteriormente, el aceite de semilla de uva posee una serie de beneficios sobre la piel. Entre ellos destacan:

  • Evita la aparición y permite tratar efectivamente los brotes de acné
  • Mejora las propiedades de la piel, mejorando su elasticidad y suavidad
  • Hidrata y repara la piel dañada
  • Mejora las condiciones de melasma o hiperpigmentación ocasionada por el embarazo o la exposición al sol
  • Promueve el mantenimiento de un tono homogéneo en la piel
  • Ayuda en la cicatrización de heridas mediante la regeneración de la piel

beneficios-del-aceite-de-semilla-de-uva

  • Favorece el alivio en quemaduras de la piel y el tratamiento del eczema
  • Fortalece el cuero cabelludo y ayuda en el combate de la caspa
  • Promueve el crecimiento del cabello y coadyuva en su hidratación. Además de ello, incide en el aumento del grosor y longitud
  • Protege la piel de los rayos UV evitando el fotoenvejecimiento
  • Mantiene los poros limpios por más tiempo
  • Coadyuva a eliminar las estrías y celulitis
  • Corrige y estabiliza la inmunidad de la piel.

Beneficios del aceite de semilla de uva para la salud en general

Muchos de los compuestos presentes en el aceite de semillas de uva, poseen efectos bioactivos muy potentes. Gracias a ello, destacan los siguientes beneficios:

  • Fortalece el desempeño del sistema inmunitario
  • Previene y controla los procesos cancerosos
  • Equilibra y protege el funcionamiento del sistema cardiovascular
  • Evita la aparición de aterosclerosis
  • Retrasa la aparición de ciertas enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson
  • Promueve la salud de los tejidos conjuntivos
  • Bloquea el desarrollo de cataratas
  • Evita la presencia de enfermedades pulmonares y mejora el enfisema pulmonar
  • Protege el organismo del deterioro originado por la contaminación, empleo de drogas, alcohol y tabaco
  • Favorece la desintoxicación de la sangre ocasionada por el empleo excesivo de fármacos
  • Ayuda a reforzar las paredes de los vasos sanguíneos
  • Sirve para el tratamiento de procesos de gastritis, colitis y sinusitis.

¿Cómo utilizar el aceite de semilla de uva?

Como cosmético

Es importante recalcar, que se debe preferir el empleo del aceite de semilla de uva virgen o prensado en frío.

De esta forma, para su empleo como cosmético puede emplearse a nivel del rostro, cuerpo, cuero cabelludo y cabello. Este aceite se absorbe muy rápidamente y no deja rastros oleosos. Por ello es muy sencillo aplicarlo sobre el cuerpo recién bañado realizando masajes circulares de abajo hacia arriba. Esto permite tonificar la piel, eliminar las estrías y combatir la celulitis.

como-usar-el-aceite-de-semilla-de-uva

Para utilizarlo en el rostro, lavar muy bien tu cara y desmaquillarla completamente. Luego realizar movimientos circulares sobre las mejillas y el contorno de los ojos. Al poseer una piel muy seca, se puede emplear una mezcla de este aceite con gel de aloe orgánico fresco, incluso se puede añadir unas pocas gotas de este aceite en la crema hidratante de uso cotidiano.

En la cocina

Este aceite es realmente sinigual, por ello, el prensado en frío ofrece una serie de ventajas que son aprovechadas mediante su ingesta en la dieta. Es importante destacar que el aroma de este aceite y su sabor afrutado permite emplearlo en la maceración de carnes y marinar pescado.

Posee un punto de humo superior al aceite de oliva y el aceite de coco, por ello es una opción interesante para freír y saltear. Es también muy empleado para aderezar alimentos en crudo, preparar vinagretas y aliñar ensaladas.

Concluyendo

De acuerdo a lo visto, nuevamente la ciencia logra ir desentrañando los secretos detrás de los conocimientos ancestrales.   El aceite de semilla de vid o de uva, posee siglos de empleo. Por supuesto, en sus inicios, este apreciado aceite solo estaba al alcance de personas con mucho poder político y económico.

Hoy en día, gracias al fortalecimiento mundial de la industria vitivinícola en diversos continentes, la semilla de uva es una materia prima muy apreciada. La extracción de este aceite se realiza mediante procedimientos químicos o mecánicos.  Para poder obtener sus beneficios, se debe optar por adquirir el aceite virgen, es decir prensado en frio.

Como se pudo apreciar, son muchos los beneficios de este singular aceite. Dichos beneficios, los separé en los que van dirigidos a la parte externa es decir el cabello, cuero cabelludo y piel y los beneficios internos. Entre ellos destacan a manera de ejemplo en uso tópico: reparación de la piel dañada, el combate el acné, la protección frente al envejecimiento, la resequedad, eliminación de estrías y celulitis.

A su vez, a manera de ejemplo en su uso interno: fortalecimiento del desempeño del sistema inmunológico, prevención de procesos cancerosos, protección del sistema cardiovascular y protección ante enfermedades neurodegenerativas.

Para Mitzi, la información que compartí con ella fue de mucha utilidad. Dicha información, es la misma que aparece en el post. Desde que Mitzi hizo contacto conmigo, han trascurrido dos meses y ella se siente actualmente muy contenta.  Estuvo empleando este singular aceite en sus piernas y ya comenzó a observar la desaparición de las marcas ocasionadas por la resequedad.  Su piel se ha tornado más suave y lozana.

“El interés por el aceite de semilla de uva como producto alimenticio funcional ha aumentado. Especialmente por sus altos niveles de constituyentes hidrofílicos, como los compuestos fenólicos y lipofílicos, como la vitamina E, los ácidos grasos insaturados y fitoesteroles”

Juliano Garavaglia, PhD

São Leopoldo, Rio Grande do Sul, Brasil

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

VITA TIENDA
Ver

Compras    1-800-641-6802  ABIERTO Lunes – Domingo 8 am-Media noche