hojas-y-semillas-de-eneldo-podrían-controlar-la-diabetes
¿Las Hojas Y Semillas De Eneldo Controlan La Diabetes?
April 5, 2018
alimentos-para-reducir-azúcar-en-la-sangre
✅ Cómo Bajar El Azúcar En Sangre Rápidamente
April 6, 2018

Acidosis Tubular Renal: Causas, Síntomas Y Tratamiento

todo-sobre-la-acidosis tubular renal

Sheila un día notó que su hijo mayor, Matías, no se estaba desarrollando como debería. Al principio, pensó que se debía a que el niño solo era pequeño y delgado.  Eso le extrañó porque al nacer pesó poco más de cuatro kilos y midió unos 53 centímetros.

Las angustias de una separación conyugal problemática le habían dificultado observar los cambios en el pequeño.  Cuando tenía unos cinco años reconoció que Matías necesitaba ayuda médica debido a otra serie de síntomas. Después de varios exámenes y algo de angustia, le revelaron cuál era el problema del niño: acidosis tubular renal.

Por supuesto, esta noticia le produjo sentimientos de preocupación, miedo y ansiedad. En búsqueda de apoyo, decidió llamarme, ya que me conocía desde que, meses atrás, inició un cambio en su estilo de vida.

Cuando nos vimos, Sheila se veía cabizbaja y triste. Al principio, la conversación giró en torno a sus preocupaciones. “No sé qué le pasó a mi bebé, tan sano que era cuando nació”, me dijo.

Acidosis-Tubular-Renal

Mientras conversabamos, me mostraba fotos de Matías que tenía en el móvil. Luego me contó cuàn mal se sintió tras el diagnóstico dado por el mèdico.  De pronto, me preguntó qué podía esperar de esta enfermedad y de su tratamiento.

“Por favor, tradúceme todo ese lenguaje médico que me tiene confundida”, me rogó.

Además de animarla a confiar en los médicos de Matías, le expliqué de qué se trataba la acidosis tubular renal y cuáles eran las opciones regulares para tratarla.

¿De qué trata la acidosis tubular renal?

La acidosis tubular renal es una enfermedad que ocurre cuando los riñones son incapaces de excretar los ácidos que se encuentran en el sistema sanguíneo hacia la orina.  Esto genera que la sangre de esa persona permanezca “demasiado ácida”.

La única manera de controlar o revertir esta situación es a través de un tratamiento adecuado que equilibre los ácidos en la sangre.  Por esa razón,  esta enfermedad se encuentra entre los trastornos del equilibrio ácido – base del organismo.

Para entender cómo afecta la salud este trastorno, hay que comprender también qué son los riñones y cuál es su función, pero principalmente, se debe entender un poco de química de secundaria.

El equilibrio ácido – base

Una de las propiedades más importantes de la sangre es el equilibrio entre la acidez y la alcalinidad del organismo que se mide mediante la escala de pH. Las siglas significan “potencial de Hidrógeno”.

Esta escala va desde los ácidos fuertes cuyo nivel máximo es cero (0) a bases o álcalis fuertes que se mide hasta 14. El valor medio entre estos dos extremos es el neutro, es decir, 7,0.

El estado ideal de la sangre en cuanto al pH es de aproximadamente 7.4, lo que implica que la sangre es ligeramente alcalina. Esto es lo que se conoce como el equilibrio ácido – base.

Por otra parte, si el nivel de acidez de la sangre aumenta se incrementan los compuestos ácidos o, si por el contrario, disminuyen las sustancias alcalinas.

Este desequilibrio ocurre ya sea porque se ingieren alimentos ácidos o se disminuye el consumo de alimentos alcalinos. También porque se eliminan algunas de esas sustancias debido a algún trastorno.

Órganos que intervienen

Para mantener ese delicado equilibrio, el organismo utiliza diferentes órganos  con el fin de evitar las desviaciones de la normalidad que siempre se convierten en un problema de salud.

Los órganos principales del equilibrio ácido – base son los pulmones y los riñones , además de otros sistemas estabilizadores del pH al que el organismo recurre.

Para comenzar, los ácidos llegan a la sangre gracias a los pulmones porque estos tienen la función de liberar dióxido de carbono en el líquido sanguíneo. Ese dióxido es un desecho del metabolismo del oxígeno y resulta ligeramente ácido.

Si esta sustancia se concentra demasiado en la sangre, el pH disminuye, o sea, aumenta la acidez de la sangre. Una vez se encuentra el dióxido de carbono en la sangre, los riñones proceden a eliminarlo.

Precisamente estos órganos son los encargados de modificar la cantidad de bases y ácidos que se eliminan.  El problema es que los riñones necesitan mucho más tiempo que los pulmones para cumplir su función.

Cómo ves, cualquier alteración de este equilibrio produce diversas enfermedades y trastornos. El primero es la acidosis, que es el exceso de acido o muy poca base. También está la alcalosis, que es demasiada base o muy poco ácido.

¿Por qué se produce la acidosis tubular renal?

Como su nombre lo indica, la causa es el exceso de ácidos en la sangre. Normalmente se debe a problemas en los riñones, concretamente en un pequeño componente de los riñones llamados túbulos renales.

Veamos cómo ocurre. Los riñones son un par de órganos que se encuentran en la parte posterior de la cavidad abdominal arriba de la cintura. Su función es eliminar todos los productos de desecho de nuestro metabolismo.

Acidosis-Tubular-Renal-tratamiento

Los riñones se deshacen de esos desechos combinándolos con el exceso de agua que es lo que se conoce como orina. Por otro lado, devuelve a la sangre varios químicos y elementos que el cuerpo necesita como el sodio, el fósforo y el potasio.

El filtrado de la sangre es responsabilidad de unas estructuras llamadas nefronas que se cuentan por millones en cada riñón.

A la vez, cada nefrona posee un tubo renal que es a través del cual el ácido y los productos de desecho que se filtraron de la sangre, se secretan hacia la orina.

Si alguna enfermedad, defecto o circunstancia afecta los túbulos renales e interfiere con su funcionamiento, se producen problemas tubulares renales como en el que estamos hablando en este artículo.

Causas

Hay, al menos, cuatro tipos de acidosis tubular renal.  Cada una tiene causas distintas entre sí. Estudiemos cada una para entenderlas y prevenir, si es posible, esta enfermedad.

Tipo 1

El tipo 1 recibe el nombre de acidosis tubular renal distal porque el defecto se encuentra lejos del comienzo del túbulo. Se debe a factores hereditarios y también por el uso de ciertos medicamentos.

Además, también se ven involucrados trastornos autoinmunes como el lupus y síndrome de Sjögren y otras enfermedades que dañan los túbulos renales como la anemia drepanocítica, las  infecciones urinarias el hipertiroidismo, entre otras.

Todas estas patologías causan niveles anormales de calcio en los riñones lo que, a su vez, afecta de forma negativa las funciones del túbulo renal distal.

Tipo 2

Por otra parte, la tipo 2 se conoce como acidosis tubular renal proximal. Su nombre hace referencia a la enfermedad que afecta una zona próxima al inicio del túbulo.

La causa de esta acidosis es casi siempre hereditaria y se debe a la intolerancia a la fructosa y deficiencia de vitamina D.

Ocurre siempre en bebés y está relacionado con el síndrome de Fanconi, el síndrome de Lowe y la enfermedad de Wilson.

Cuando su origen no es hereditario, entonces puede deberse a la utilización del fármaco ifosfamida que se utiliza en quimioterapia, compuesto que produce varios efectos secundarios.

Tipo 3

El tercer tipo de acidosis tubular renal es una combinación de la distal y la proximal. Es tan rara, que prácticamente no se utiliza también como parte de la clasificación.

Tipo 4

En cuanto a la tipo 4 o acidosis tubular renal hiperpotasémica se debe a trastornos del transporte en el túbulo distal. Con transporte me refiero al movimiento entre la sangre y las partes del cuerpo de electrolitos como sodio, potasio y cloruro.

Cuando esta anormalidad ocurre, se acumula demasiado potasio en el organismo y a eso debe su nombre de “hiperpotasémica”.

El pronóstico de este tipo de acidosis no es bueno porque afecta al corazón y otros órganos lo que afecta gravemente la salud del paciente que lo padece.

Este defecto del proceso de transporte se debe a diversas razones, entre ellas: a infecciones de urinaria, rechazo de trasplante de riñón, problemas autoinmunes y usos de ciertos medicamentos.

Síntomas

La acidosis tubular renal reúne una diversidad de síntomas que no siempre ocurren todos juntos porque cada caso es distinto al otro. Sin embargo, es importante estar atentos a estas señales.

  • Debilidad y falta de tono muscular lo que conlleva a problemas o retrasos en el desarrollo motriz.
  • Falta de apetito o dificultades para masticar.
  • Dolores en los huesos y calambres musculares.
  • Dolor en la espalda o en el costado que se encuentra en la parte inferior del abdomen.
  • Dolor o ardor al orinar y orina oscura.
  • Náuseas y vómitos.
  • Estreñimiento en la mayoría de los casos, o diarrea
  • Retraso en el desarrollo infantil, tanto en la estatura como en su peso.
  • Retraso en el desarrollo psicomotor del pequeño.

Tratamiento de la acidosis tubular renal

Es importante obtener el tratamiento de la acidosis tubular renal en el momento adecuado porque si no se corrige, aumentan las probabilidades de desarrollar una insuficiencia renal permanente.

Por otra parte, el tratamiento dependerá del tipo de acidosis tubular renal que se diagnostica. Una de las indicaciones básicas es administrar una solución con bicarbonato de sodio cada día.

La solución de bicarbonato de sodio se recomienda más específicamente para los tipos 1 y 2 de acidosis tubular renal, es decir, la distal y la proximal.

El objetivo es restablecer el equilibrio ácido – base de la sangre y aliviar los síntomas, además de prevenir insuficiencias y enfermedades óseas.

Acidosis-Tubular-Renal-causas

Además, evita que empeoren los daños que ya existen en los órganos. Pero no es esta la única medida. Es posible que también recomienden suplementos de potasio.

Ambas medidas están dirigidas a garantizar una cantidad suficiente de electrolitos que ayuden a restablecer el equilibrio ácido – base perdido por la enfermedad.

En cuanto a la acidosis tubular tipo 4, normalmente es tan leve que no requiere bicarbonato. Los altos niveles de potasio se pueden controlar restringiendo la ingesta de este nutriente y evitando la deshidratación.

Es probable que también se administren diuréticos que aumenten la pérdida del potasio. Además, el médico sustituirá fármacos o ajustará la dosis que están produciendo esta acidosis.

Acidosis tubular renal en niños

Si no se trata esta patología en los niños, esta afectará su crecimiento y desarrollo para toda la vida, por eso es importante estar alertas a las señales de esta enfermedad.

En el caso de que se deba al uso de medicamentos, es necesario suspenderlos o ajustar la dosis para evitar más daños a los túbulos renales y a otros órganos.

Si la causa es una enfermedad subyacente como las enfermedades autoinmunes,  entonces esas afecciones deberán tratarse de forma prioritaris para recuperar la salud del niño o niña.

Cuando la enfermedad es genética, los niños necesitarán tratamiento por el resto de sus vidas. La buena noticia es que con la dieta adecuada y el tratamiento permanente ellos podrán recuperar mantener su salud.

Finalmente…

Pienso que Sheila solo deseaba escuchar esas palabras de aliento. Saber que Matías, con los cuidados adecuados podría crecer y desarrollarse con normalidad, alivió su tristeza.

Sugerí un régimen alimenticio rica en verduras, vegetales, proteínas y frutas alcalinizantes para contribuir con el tratamiento médico de Matías.  De esta manera puede restablecer el equilibrio y la salud con prontitud.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.”Referencias

VITA TIENDA